¡Messieral Está de Vuelta!

Después de estas dos semanas lejos de publicar, más no de escribir y crear, me siento renovado con las ilusiones despiertas y necesitadas de nuevas emociones, situaciones, vivencias, personas y destinos. A pesar de no publicar por este medio o mis redes sociales me han ocurrido cosas increíbles relacionadas a Messieral. Desde propuestas de patrocinadores, alguna entrevista y la invitación a un evento en en el que será expuesta mi obra. A continuación de esta publicación les dejaré toda la información.

Estoy terminando la segunda edición de mi libro Dossier Para Un Equinoccio, así que las personas que ya lo han comprado lo recibirán por correo electrónico totalmente gratis, quienes aún no lo han comprado la otra semana será el momento de hacerlo, hemos reducido el peso de los gráficos para que puedan adquirirlo a un costo más accesible. Toda la información la publicaré esta misma semana.

A toda la gente que se ha unido en estas últimas dos semanas a mi sitio y a mis redes sociales les doy la mejor de las bienvenidas, aquí arrancamos con la publicación de las nuevas secciones y contenidos. A quienes siempre han estado conmigo un abrazo enorme hasta donde se encuentren es muy bueno estar de vuelta entre todos ustedes.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de Octubre de 2016

Saludo Bloguero en Día Once desde Messieral

Es un gusto para mí saludarles este once, espero que se encuentren muy bien y llenos de inspiración. Están pasando cosas tan interesantes y determinantes en mi vida en estos momentos, de buen y mal modo, pero sé que todo resultará a favor, siempre a favor. Quiero enfocarme en lo positivo y contarles que si me han notado ausente en estos días, en parte se ha debido a que estoy desenfundando mis versos más sinceros y guapos para una composición poética que debo entregar el día 16 de este mes, puesto que participaré en un certamen literario en el que tengo muchas ganas de trascender. Ese mismo día coincide con la fecha del cuarto cumpleaños de mi hijo, razón por la que se genera en mí esa mixtura hermosa de la felicidad total y de la nostalgia a la vez, porque ver tan grande ahora a mi hijo y tan lleno de vida, tan fuerte, a ratos también me lleva a la memoria de la primera vez cuando a minutos de nacido lo tuve entre mis brazos y era tan frágil.

En fin, sin duda la paternidad es lo más hermoso que me toca vivir. Tengo muchas cosas por las que sentirme agradecido, tengo retos hermosos por delante, a partir de mañana en la noche vuelvo con todo a trabajar en mi libro para muy pronto poder compartirlo con todos ustedes, habrán muchos cambios y sorpresas en este blog, la verdad quiero entregar todo lo mejor de mí en cada palabra, en cada publicación, en cada canción, poema y en cada locura que se me ocurra hacer.

Les deseo todo lo mejor, creo que mayo nos está tocando, aunque no he estado publicando estos dos últimos días tan frecuente como siempre, sí que les he estado leyendo y he encontrado escritos, poemas y reflexiones tan hermosas que es de ponerse de pie y aplaudirles por composiciones tan extraordinarias.

Muchas gracias por estar siempre, porque a pesar de mi ausencia se han dado a la tarea de explorar mis publicaciones más antiguas y las diversas secciones de este blog, por eso y por mucho más mi gratitud les saluda con todo cariño. Un abrazo enorme, esta noche posiblemente escriba más poemas, recién publiqué uno y espero que sean del agrado de ustedes, les deseo éxitos y bendiciones en todo, todo mejorará y crecerá, sin lugar a dudas.

Por cierto, muchas gracias por los premios a los que me han nominado en esta última semana, el fin de semana me pondré al día con cada nominación, muchas gracias por ser parte de este blog de música y poesía para un día sin nombre. Hasta pronto.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 11/05/2016

En esta ocasión mi recomendación es que visiten La Brújula Blog un espacio que con constancia, inteligencia y entrega está creciendo rápidamente, un blog del que tenemos bastante que aprender.

Hacer lo que amamos es vital pero perseverar en ello obligatorio. ¡Un abrazo!