Cuando Comienzan los Finales

Cuando comienzan los finales,
acto seguido, aparecen
rodeándote nuevas oportunidades,
se trata del sano juicio que aún arropa la vida
para que puedas reconquistar esas cimas
que antaño siempre insistías.

No somos de hueso y carne,
si un sueño no se desgarra ni se rompe,
si no se quiebra ni se roza a golpes.

Cuando comienzan los finales
tres cuartas partes de una lágrima suicida,
en un cóctel para gourmets de esperanzas,
se unifican con la longitud de una sonrisa
y aquel beso a tiempo que nos salve la vida.

Porque eso de maldecir los días grises
es tanto como obviar que hay abriles
en los que la vida es capaz de reestructurar
almas heridas de absoluta soledad.

Cuando comienzan los finales,
un horizonte es el perfecto inicio.

Cuando comienzan los finales,
tú, yo y nunca renunciar…

Tú, yo; ya no negarse a vivir.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de diciembre de 2,016

Origen: Cuando Comienzan los Finales

De Cero

Un poema se inicia
con más tinta que apariencias,
con menos duelo que impotencia
y un crujido por la noche que dispara
la dura edad de su madera,
en la que el alma
de un árbol se renueva.

Una caricia se inicia
con más amor que inocencia,
con menos llanto que prudencia
y con un crisantemo a la mañana que reclama
por el fruto de la mar, de su esmeralda,
que va perdiendo todas sus palabras.

Yo me quedo al borde
de la civilización
a contemplarte
con los ojos del marinero
que divisa tierra en un mundo nuevo,
con tantas ganas de empezar de cero…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 26 de enero 2,017