La Muerte Bajo Nuestra Herida

No ves que comienza a hundirse
el muelle que nos salvó la vida,
no ves que comienza a desvestirse
la muerte bajo nuestra herida.

Y que el azul celeste del lago se empaña
como las ventanas de tu auto, tu cuartel;
y que el verde muerte de la tarde nos daña
haciéndonos creer que jamás quisimos volver.

No ves que comienza a abrirse
la rosa siempre muerta de la aflicción,
no ves que comienza a morirse
lo que tanto tiempo y vida nos costó…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de noviembre de 2,018

New-Web-Messieral
Descubre el Nuevo Sitio Web de Messieral: messieralstudio.com
Anuncios