Planetarios

Canto de domingo, ahora, es con la soledad,
con el recuerdo de tu amor de hace unos años;
néctar de tu piel en la clandestinidad
del más hermoso de los mundos astromágicos.

Y aquella forma tierna de besar
que aprendiste queriéndome;
y aquella forma dulce de aceptar,
un beso, que aprendí queriéndote…

Mientras sigan las estrellas brotando
en el infinito que aprendimos a habitar,
estaré pensando en ti y en tu capacidad
de hacer mis sueños tuyos con tus manos.

Canto de domingo, ahora, es con tu recuerdo,
con la soledad que deja la estela de aquellos planetarios;
que ahora vacíos susurran tus nombres
y olvidan los míos, como olvidando nuestros errores.

Y aquella forma tierna de cuidar
que aprendiste esperándome;
y aquella forma dulce de amainar,
el tiempo, que aprendí besándote…

Mientras se sigan las lunas aproximando
tu serás el lucero mío;
tus ojos el camino que seguiré aguardando
dentro de la nave en la que sólo tú me has conocido.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de agosto de 2,017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s