Mi Combustión Espontánea

Yo soy del viento y la ciudad,
de los edificios grises y de caminar,
quién te dijo que tienes de mí
más de lo que te quiero dar…

Soy malabarista de futuros,
si todos se caen no importa,
ya vendré inspirado y sabré recomenzar,
siempre hice lo que me dio la gana,
quién te dijo que eres dueña de mi alma,
de cada poro de mi emocionante cama.

Tendrás que hacer un alto
y pensar lentamente en los daños,
que ha sufrido mi amor por seguirte,
tendrás que hacer un alto y soñar
con el viento de poniente que me yergue.

Suena mi música, déjame en paz,
todo el vestigio de mi ayer me seduce,
nunca nadie me ha tenido por completo,
que es la vida sagaz y fugaz, y fugaz y sagaz,
la mirada apartada del arte no mece,
en cambio, prefiero la libertad del fuego.

Deja arder mi centro, en mi combustión espontánea,
por las tardes de domingo, a la salud del día en que nací.

Yo soy del viento y la ciudad,
de los edificios grises y de escapar,
quién te dijo que tienes de mí
más de lo que te quiero dar…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 16/03/2016

Gracias por venir a leerme, por sus comentarios y apoyo.
Para leer más de mis poemas visita mi sección Poesía.

 

Anuncios