Siempre es Buen Momento

Siempre es buen momento
para detener la marcha
y contemplar el infinito
que a la distancia aguarda;
para volver sobre los pasos
que hasta hoy día fueron la verdad
y que ahora notas distraídos,
agobiados de tan poca libertad.

Siempre es buen momento
para volver a surgir de la nada
y contemplar el vacío
del que nació la añoranza;
para forjar nuevos pasos
que en el futuro serán la posibilidad
de un camino sin rencores adheridos,
renovados de tanta libertad.

Siempre es buen momento,
siempre para la libertad.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 16 de junio de 2,018

Anuncios

El Lado Roto de mi Ingravidez

No me quejaré
y haré todo lo posible
por mejorar esta versión
de lo que ahora soy.

No reprocharé
y haré todo lo que pueda
con el fin de recuperar
el brillo de ascender.

Libre entonces
de modas y clichés,
libre entonces
de rabias y porqués
me verás recuperar
el lado roto de mi niñez
que olvidé entre tanta pena.

No me burlaré
y haré todo lo posible
por mejorar esta canción
que ahora te doy.

No me cansaré
y haré todo lo que pueda
con el fin de recobrar
el brillo infinito de acertar.

Libre entonces
de tristezas y depresiones,
libre entonces
de soberbias y equivocaciones
me verás recuperar
el lado roto de mi ingravidez
que olvidé entre tanta guerra…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de diciembre de 2,017

El Canto Azul

El canto azul
no es sólo algarabía,
también son lágrimas
que han aprendido a sonreír…

El canto azul
también es poesía
y es dolor que a hurtadillas
va contemplando otro latir.

El canto azul
son las voces de las islas
que se unen como una sola tierra
en la que se logra disfrutar vivir.

El canto azul
es un ave verde que herida aún canta,
un palacio de letras en el alma
de los que aún llaman a la libertad su casa.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de septiembre de 2,017


 

cropped-era-poet1.png

 

Disponible en Google Play

Invisible a las Conciencias

Por las infinitas calles
del peligro y la ovación,
en la misma ciudad que desfilé,
que interpreté de corazón;
fui más poema que poeta
y literato que estafeta,
por las calles aprendí a recitar.

Fui del viento y no de la personas,
de mis pasos y no de las antorchas;
fui del vino y no de la amistad,
de historias ocultas y no de familia,
sin miedo ni remordiendo ante la soledad…

De caricias pasajeras
y contratos sin firmar,
de compromisos no cumplidos,
de los labios menos reconocidos;
otro verso y algún estribillo,
siete años preguntando cuándo acabarán;
porque si una vez yo tuve la razón
seguramente estuve equivocado
y ahora mismo no me asusta la reciprocidad.

Por las infinitas calles
invisible a las conciencias,
dueño eterno del peligro,
de los menesteres de la ciencia;
amo de otro frío sortilegio,
imprevisto de una antigua guerra,
ignorando mis caprichos de marea.

Escribir me salva
de ti y de los tuyos,
escribir me mata
con un cuerpo claroscuro;
yo no existo todavía
pero se aproxima mi poesía…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de junio de 2,017

Recuerdo de lo Antes Visto

Esto amenaza con mejorar,
ya no tengo miedos esperando
el siguiente tropiezo a perpetuar,
me gusta la vida cuando hay motivos,
de sobra además, para atollar
los inconsecuentes códigos sin final.

Espero un nuevo beso que no se parece a tu boca
y en el embrujo del destino bipolar, me puede
con todos los argumentos una nueva táctica.

Ya no va supeditado mi corazón a tus razones,
el poeta en mí se defiende con el silencio aprendido
por momentos mejores de literatura y emociones.

Que a nadie pertenezco, sólo al silencio
que guardó aquella mujer toda una vida
para salvaguardar la urbanidad de su portento;
Que a nadie le he mentido sin razón, pero es sabido,
y si en tus alas descansara mi sutil sinergia,
no escondas el rostro a mis nuevas huidas
que es sólo un recuerdo de lo antes visto la vida.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/07/2016

Mi Combustión Espontánea

Yo soy del viento y la ciudad,
de los edificios grises y de caminar,
quién te dijo que tienes de mí
más de lo que te quiero dar…

Soy malabarista de futuros,
si todos se caen no importa,
ya vendré inspirado y sabré recomenzar,
siempre hice lo que me dio la gana,
quién te dijo que eres dueña de mi alma,
de cada poro de mi emocionante cama.

Tendrás que hacer un alto
y pensar lentamente en los daños,
que ha sufrido mi amor por seguirte,
tendrás que hacer un alto y soñar
con el viento de poniente que me yergue.

Suena mi música, déjame en paz,
todo el vestigio de mi ayer me seduce,
nunca nadie me ha tenido por completo,
que es la vida sagaz y fugaz, y fugaz y sagaz,
la mirada apartada del arte no mece,
en cambio, prefiero la libertad del fuego.

Deja arder mi centro, en mi combustión espontánea,
por las tardes de domingo, a la salud del día en que nací.

Yo soy del viento y la ciudad,
de los edificios grises y de escapar,
quién te dijo que tienes de mí
más de lo que te quiero dar…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 16/03/2016

Gracias por venir a leerme, por sus comentarios y apoyo.
Para leer más de mis poemas visita mi sección Poesía.

 

Del Alma y la Piel…

Eres fascinante y no te das cuenta,
eres tan hermosa y quisiera que por un momento
te vieras con mis ojos, observaras tus virtudes…

Todo lo que te han dicho es una mentira,
el mundo no es una burbuja, no es una carceleta,
el mundo es una especie de luna llena en expansión,
un orgasmo in crescendo con alas de aurora boreal.

Tu cuerpo desnudo no es imperfecto, ni objeto,
es el objetivo de mis besos que te son sinceros,
eres perfecta en cada letra de tu nombre, Ana,
en cada milímetro de piel, en cada vello,
en cada gota de tu néctar, en tus ojos de avellana.

Tienes el sendero de lunares que quiero recorrer
lentamente, eternamente, con el roce de mis labios,
tienes los besos divinos que siempre quiero comer,
el alma y sonrisa que siempre quiero poseer…

Tus sueños no se han quedado atrás,
los he traído en mi equipaje para ti,
tus ilusiones nunca se romperán,
yo me abrazaré a tu magia para que no escapen,
yo me ataré a tu corazón para que no naufraguen.

Te he esperado todo el tiempo, siempre a ti,
en la distancia te he añorado, te he amado,
pero ha llegado el momento de escaparnos,
de vivir todo esto juntos, de amanecer cada vez
abrazados por las mañanas del alma y la piel…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 11/12/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos otros poemas:
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
Los Besos Más Lindos Que Vi En Toda Mi Vida
Hacerte el Amor

Ese Amor Incivilizado que Tanto Esperabas, Soy Yo…

Ese rojo intenso de la constelación de la que vengo no es casualidad y mi intensidad ahora está en donde debe, en ti. No hay otro lugar, no hay otro hogar para mí. Eres la luz clara del astro más brillante en el universo, esa que predestinada para mí llegó a iluminarme, a marcarme el camino correcto, luego de haberme perdido por mano propia tantos años.

 

Hay dentro mío un rebelde, inconforme con las costumbres obsoletas, enardecido y vivo para con lo extraordinario, y sí, yo fui el que se partió de risa cuando el sacerdote dijo que Jesús nunca se hubiera atrevido a posar una mano sobre la piel de la Magdalena, con malas intenciones, porque jamás he creído que el amor y el sexo consciente sean una mala intención. Sí, yo partí el retrovisor de la patrulla de policía, de antebrazo como copiloto de aquella motocicleta roja, luego de su intento de mordida y extorsión, y sí, yo  me enamoré de ti hace muchísimos años, y a la distancia te hice mía. Sí, yo continué gustando de ti, sí, me importó muy poco quien estuviera a tu lado, porque en realidad tu dueño siempre he sido yo. Y la dueña de mis atenciones, de mi lucha infinita, de mis cursilerías, de mi pensamiento, de mis ganas y emociones más profundas siempre has sido tú.
 
El concepto que tienes de mí, es más amplio, incluso, que el que yo podría tener de mí, eso me reta a ser cada día y cada momento mejor para ti, nunca voy a dejar de ser lo que en esencia soy, este terco e incansable Luis Eduardo que te adora obsesivamente, tanto que tras diez años llegó a tu puerta vestido de extranjero, tal como lo prometió y perjuró, para quedarse por siempre contigo, para reclamarte como suya y sólo suya. Decidido e inconforme con la mediocridad, quiero que seas la princesa rebelde que se escape conmigo, a como dé lugar, vamos a ser libres, vamos a estar juntos, en nuestro propio universo y constelación, esa exclusiva para este amor valiente, reservada para nosotros, para ti y para mí, para nadie más.
 
Voy a luchar codo a codo y alma a alma contigo, eres mi razón y causa, sé que el resto de mi vida no lo quiero compartir con nadie más que contigo, sé que eres la mujer a quien quiero amar, seducir, enamorar, conquistar y cautivar a diario por el resto de mis horas infinitas. 
 
Quiero vivir contigo y no sólo vivir en un espacio físico, sino hacer del universo entero nuestro hogar, todo nos pertenece, tanta grandeza sólo puede pertenecer a un amor así de inmenso como el nuestro, cada ventisca, cada gota de rocío, cada estrella nacida en el cielo y cada ciudad del mundo son sólo decoraciones para que vivamos este amor, inmensamente, intenso como nos plazca.
 
 -Las cosas no tienen que ser como todo el mundo dice que son-
 
No somos amantes de promesas rotas e inconclusas, somos amantes de pactos tangibles, de amor real y natural, de libertad conquistada con valor y corazones fortalecidos.
 
Eres todas las canciones que me erizan la piel, eres cada paisaje que resalto con mi mirada fija en él, eres cada mar en el que quiero adentrarme, cada verano y cada nota futura nacida de mis manos, mi mente y mi voz. Eres cada letra de mi poesía, cada rabieta de mi rebeldía, cada sonrisa insumisa de mi viveza, mi sol de las cinco, y la brisa fresca, todo, el alma, el sentido, cada sentido, cada poro de estrella, cada cabello de luna, uno a uno los ojos del tiempo, mi tiempo…
 
Cada nudillo de mis manos, toda la fuerza de mis brazos, toda desembocadura de mi valentía, el infinito de ébano en mis ojos, mi culto secreto a lo extremo, mi devoción a la lluvia a destiempo, a lo inesperado, a las curvas peligrosas y a derrapar… Todo, todo, en tu cuerpecito e inocencia, todo, eres para mí. Todo cuanto necesito y requiero para ser feliz y libre por completo.
 
Y todo eso que no imaginaste nunca querer tanto contigo, eso soy, todo eso que sobre pasa las barreras de cualquier cosa que pudiste desear exclusivamente para ti, eso soy, ese amor incivilizado que tanto esperabas, soy yo…
© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Historias en Ascuas
Ciudad de Guatemala 10/01/2016

Trinchera Personal de Siete Cuerdas

No te lo tomes personal,
algunas veces yo necesito escapar,
recuperar la libertad que acostumbraba,
los mares, las montañas, lo elegante,
el solitario universo de arroz con arte.

Y no te quedes lejos, yo te pienso todo el tiempo,
quiero fugarme de este lugar, no volver en un rato,
si aguantas el paso ven conmigo, vamos juntos cariño.

No pueden un par de gaviotas vivir en cautiverio,
no pueden un par de gaviotas, de su amor, estar lejos,
tengo el tiento de Venecia de aquel primer poema que recité,
sobreviviremos, no te quedes fuera, yo siempre te esperé,
nadie supo despertar al dios demonio de mis ganas
y quedarse a festejar con él, brindando por la magia,
nadie como tú, nadie como tú.

Escapemos juntos de este mundo roto,
reconstruyamos las fuentes del paraíso,
despéiname el silencio, cómeme el secreto,
yo pienso en ti como piensa un Dios de su verbo.

Escapemos juntos de este mundo que sabe muy feo si no te beso,
escapemos juntos de esta colmena que sólo produce falsos emblemas,
sostente en mi pulso y no te calles la injusticia, vuelve a la guerra,
que tienes tu trinchera en collares de mi corazón y una guitarra de siete cuerdas.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 12/02/2016

Muchas gracias por sus ojos y revoluciones,
acompáñenme en facebook y twitter
también les invito a leer:

Todo es un Baile
De Magia y no de Momentos
He apagado el ruido de mi ciudad
Mi sol de nieve