Sweetness Business

Otra tarde de comida ficción,
de frente a la familia que más amo,
veneno delicioso y el suplicio del consumo estéreo
para el ruego de todo nuestro mundo incierto…

Ciencia chatarra en la televisión,
como una fantasía de vestiduras en erosión;
realidad distorsionada «sweetness business»,
otra actuación masiva de apariencia triste.

Otra tarde de invierno en el humor,
de frente a la muerte prometida, encanto de algodón,
como un instante diluido en el efímero caleidoscopio
de nuestro sentimiento anestesiado con hidróxido de amonio.

Juega a la pelota, esquiva ese misil,
porque el símil del adverbio ahora
no es tan importante si la paz jamás aflora;
juega al escondite con razón de luz
que el mundo no mejora y nos muestra su sangre azul.

Intentar ser felices rodeados de cuencas idiotas
en las que se apilan los sabores de nuestras derrotas;
es la deshumanización de los aún vivos
la mortaja cruel que abraza nuestro más infame equilibrio…

En Alepo yo no estoy
pero siento claro este dolor;
no importa que esos asesinatos
no los transmitan, en directo, por la televisión…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de diciembre de 2,016