Para Sumergirse en el Mar

Los muros no se quieren callar,
gritan su estupidez sin dejar de mirar,
es como si el canalla infierno
les  premiara por el desconsuelo
que me saben hacer sentir;
y tú sabes muy bien que antes de morir
el afán principal de todo poeta es fluir…

Pero si mientras te hablaba
ya estabas pensando en lo que me ibas a responder;
tú no sabes nada de la vida, no sabes de nuestra poesía
y lo que te enseñó la calle lo olvidaste al comenzar a arder.

Gritarán las avenidas a mi favor
y nunca a favor tuyo,
rendirán las nubes su dolor
ante mi tiempo y no ante el tuyo…

Y aunque los muros no se van a callar,
yo seguiré confiando en lo que soy capaz de dar;
al final, sabes bien que es necesario detenerse y respirar
para hacer bien el bien, para hacer mal el mal, para sumergirse en el mar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de noviembre de 2,017

Anuncios