Un Segundo Para Comprender

Me miraba pasar
de la mano de quien yo avanzaba;
sonreía pero en realidad
dentro el alma le gritaba con furia:
«Que la vida no es justa, no con ella,
que su amor era inútil en su misma reserva»

La escuchaban llorar los cipreses
de aquella colonia de estrellas,
se mordía la voz por no herir a los trenes
que a los locos de amor un día salvarían…

Y yo estaba fingiendo que era feliz,
abrazaba a quien en realidad no amaba;
me sentía perdido, me sentía tan afín
al bullicio del día, al dolor de vivir.

Me miraba y yo le miraba también,
un segundo bastaba para comprender
que aún quedaba esperanza en las vidas prestadas
de los locos que con la verdad y el amor perduraban.

Y yo estaba fingiendo que era feliz,
acariciaba a quien en realidad ya no amaba;
me sentía vacío, me sentía tan ruin
al saber que pasaba, me veía y lloraba sólo por mí.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 17 de marzo de 2,017


Redes Sociales: Youtube| Facebook | Instagram | Twitter | Snapchat |Amazon 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s