Más que un Fin

A todas las mujeres de mi vida
obsequié la sonrisa escondida,
ese instante que prohibido
no se puede mostrar frente a los demás;
ese orgasmo de caricias,
ese beso que nunca olvidarán,
ese instante que renacido
no se puede obsequiar a nadie más…

A todas las mujeres de mi vida
obsequié la lágrima infinita,
ese dolor que no merecido
no se puede mostrar a los demás;
ese injusto adiós de partida,
ese minuto distraído que no memorizarán
ni el amor, ni la abstinencia
que perpetúa un ojalá…

Y sin embargo la más excelsa
es una estrella que en el cielo está,
quizás con el recuerdo de mi amor
o de las veces en que fui un completo tonto;
quizás con el recuerdo de mi mal comportamiento
o el de las veces en que más quise devolverle el aliento.

Y es tan buena que a pesar de mí
supo encontrar la forma de hacerme tanto bien,
de enseñarme que el amor es más que un fin,
que el amor precisa de cuidados y de una cercana fe.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de marzo de 2,018


Si este poema te ha emocionado, puedes completar el sentimiento
con la canción llamada Este Fin de Andrés Lewin.


 

Anuncios

2 respuestas a “Más que un Fin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s