Como se Besan las Cosas Importantes

Puede ser que la vida
sea un ensayo del paraíso,
del primer invierno o la salida
de emergencia de tu antiguo piso.

Y puede ser que nuestro amor
sea un simulacro de desastre afortunado,
una fórmula con sabor a complot
que sólo entendemos tú y yo.

Porque esta mañana
mientras aún dormías,
he tomado tu vida entre la mía
como si se tratase de un caramelo
atrapado en el cielo de mis cuentos.

Y aunque empiece a llover
te seguiré observando otro medio día,
hasta que la luna aburra al detalle ingenuo
de un volcán que excitado abraza a su señuelo.

Así que bésame como se besan las cosas importantes,
sin poder disfrutarlo, del todo, por el miedo a que se acabe.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de diciembre de 2,016

Como se Besan las Cosas Importantes

Puede ser que la vida
sea un ensayo del paraíso,
del primer invierno o la salida
de emergencia de tu antiguo piso.

Y puede ser que nuestro amor
sea un simulacro de desastre afortunado,
una fórmula con sabor a complot
que sólo entendemos tú y yo.

Porque esta mañana
mientras aún dormías,
he tomado tu vida entre la mía
como si se tratase de un caramelo
atrapado en el cielo de mis cuentos.

Y aunque empiece a llover
te seguiré observando otro medio día,
hasta que la luna aburra al detalle ingenuo
de un volcán que excitado abraza a su señuelo.

Así que bésame como se besan las cosas importantes,
sin poder disfrutarlo, del todo, por el miedo a que se acabe.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de diciembre de 2,016

Origen: Como se Besan las Cosas Importantes

Como se Besan las Cosas Importantes

Puede ser que la vida
sea un ensayo del paraíso,
del primer invierno o la salida
de emergencia de tu antiguo piso.

Y puede ser que nuestro amor
sea un simulacro de desastre afortunado,
una fórmula con sabor a complot
que sólo entendemos tú y yo.

Porque esta mañana
mientras aún dormías,
he tomado tu vida entre la mía
como si se tratase de un caramelo
atrapado en el cielo de mis cuentos.

Y aunque empiece a llover
te seguiré observando otro medio día,
hasta que la luna aburra al detalle ingenuo
de un volcán que excitado abraza a su señuelo.

Así que bésame como se besan las cosas importantes,
sin poder disfrutarlo, del todo, por el miedo a que se acabe.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de diciembre de 2,016