Mi Viaje

Ahora que releo estas líneas, es menester afirmar que este es uno de los más bellos poemas de amor que escribí a la memoria del más grande amor que tuve. ¡Salud!

Mi viaje empieza
en el último beso que te di
y continua
en cada uno de los anteriores de ese abril.

Y recordé
aquella calle iluminada
en la que la brillantez
la puso tu sonrisa enamorada.

No me olvidé
del sabor de ti,
ni de tus tardes
haciéndome tan feliz.

Perdurarán
en mi memoria un primer beso
y otro más,
como refugios para un mismo sueño;
desearán
mis labios tu grandeza e inocencia,
esa que al final
me demuestra que sólo tú comprendiste mi secreto.

Mi viaje empieza
en el último beso que te di
y finaliza
en cada uno de los anteriores, en tu abril.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de enero de 2,018

Escrito #3 de la selección Messieral MMXVIII

Publicación Original: https://messieral.com/2018/01/09/mi-viaje/

Paso Ajeno

Te vi y el paso fue tan ajeno
que nos apartó entre las aceras,
te vi y el paso fue tan disperso
que la cuerda floja se aflojaba aún más;
y el perecedero amor que nos sucedió
se ocultaba entre manos frías;
ese triste momento sé que sí ocurrió
por más que intenté olvidarlo con cobardías.

Te vi y el paso fue tan ajeno
que nos apartó entre las penas,
te vi y el paso fue tan disperso
que la cuerda floja lentamente se rompía…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 3 de octubre de 2,018

Un Libro en Manos del Idiota Mayor

Se ha demostrado,
en televisión,
que es un peligro
un libro en manos
del idiota mayor.

Y no hablo de cualquier idiota
en este caso era el presidente,
citó la libertad como a la historia
haciendo alarde de su suerte;
pero tan poca es su oratoria
que dejó ver su tonta mente.

Y comenta con soltura su moraleja
sin importarle el hambre de la gente,
cita a la libertad como a su tierra
pero también se llega a ser preso de los mismos desastres;
y ese es su caso y esa es su casa
porque los horrores más grandes vendrán a su ser otra vez.

Se ha demostrado,
en televisión,
que es un peligro
un libro y su información
en manos del idiota mayor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 3 de octubre de 2,018

No Sé

Te veo dormir,
contemplo tu piel,
no sé vivir
si no te amo bien;
no sé si eres capaz de existir
o si me equivoco al tener tanta fe
depositada ciegamente en ti
porque de todo, la verdad, no sé.

Te veo dormir,
contemplo tu ser,
no sé vivir
si no te amo bien.

Te veo dormir
contemplo tu miel,
no sé vivir
si no te amo bien;
no sé si eres capaz de latir
o si me equivoco al creer en tu ley
dictaminada locamente en ti
porque de todo, la verdad, no sé…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 3 de octubre de 2,018

Todo en Nuestro Sueño

Dulce radar de las noches secretas
que cubre el hielo para no mostrar,
dulce jaguar de mirada serena
cántico herido de vino al sangrar;
de piel, canción y pomelo,
en el ruego de mi pecho;
eterno huracán en el verbo
que a mi boca hiere lento…

De miel, solución y tormento
en el roto de mi incienso;
eterno y justo arrepentimiento
que a mi historia hiere lento…

Todo y más en nuestro sueño.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 3 de octubre de 2,018

Una Vez en un Beso

Su nombre empezaba con e
y su  otoño con una caricia,
fuimos tan posibles que el bien
era un trato pactado sin prisas.

Y una vez, en un beso,
jugamos a no llorar
era una despedida en enero
que aunque dura supimos afrontar.

Su nombre empezaba con e
y su otoño con una malicia
que tan sólo yo sabía entender
cuando mimaba su sonrisa.

Y una vez, en un beso,
jugamos a la eternidad,
era una despedida en domingo,
que aunque intensa quisimos rimar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de octubre de 2,018

Contemplativo # 8

Luces tan bien de lejos
pero tu sabor es capaz de rememorar
todos esos antiguos juegos
e incluso su manera de cantar;
no tienes compasión de nosotros,
de los muertos vivos de esta ciudad
que aún no olvidamos a determinados ojos
en el momento en que nos los empiezas a recordar.

Luces tan bien con tu armamento
de características a las que no voy a renunciar,
luces tan bien eso es cierto
pero tu aroma es capaz de rememorar
todos esos antiguos sueños
e incluso su manera de silbar;
no tienes compasión de nosotros,
de los muertos vivos de la soledad
que aún no olvidamos a determinados rostros
en el justo momento en que nos los empiezas a recordar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 1 de octubre de 2,018

Sentimientos Ambiguos

Once,
con tu dolor de cabeza
y tu clima tan elemental;
doce,
con las manos abiertas
y el frío recíproco de tu mirar.

Danzar en los versos que no
nos habrán de olvidar,
cantar las canciones que no
terminamos por arrojar al mar.

Once,
con el dolor en tus piernas
de tanto andar y andar;
doce,
con el alma cubierta
por sentimientos ambiguos que nos van a salvar…

Danzar en los versos que no
nos habrán de arrancar,
cantar las canciones que no
terminarán por arrojarnos al mar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de Septiembre de 2,018

Para Entregarte mi Poesía

Sé que sueñas con la calma que te daba,
y con nuestro primer beso, cuando todo parecía funcionar…

Sé que sueñas con el día en que más te hundías y yo te rescataba;
y con los días en que tanto mentías pero yo creía en ti y nunca desconfiaba.

Sé que sueñas con el día en el que renuncié a mí constelación para entregarte mi poesía
y con aquella entrega que más que mujer te quiso hacer verdad de tanto amar…

Sé, y lo sé muy bien,
que sueñas con volver;
y no sé explicarme
por qué te das cuenta ahora,
si estuve siempre,
siempre a tu vera.

Sé, y lo sé muy bien,
que sueñas con volver;
y no sé explicarme
qué demonios intentas resolver,
si amarte fue mi condena
y volver a ti sería mi peor idea…

Sé que sueñas con el día en el que mirándote a los ojos te pedía
que te quedaras por siempre o por lo menos por el resto de mi vida.
Sé que sueñas con el día en que hice de ti mi todo, mi única
y con ese día en el que renuncié a mí constelación
para entregarte mi poesía…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de agosto de 2,018

Indiferente

No estoy en condiciones
de volver a ser eterno,
ni a diferenciar la muerte de un recuerdo.

No estoy en condiciones
de volver al mismo infierno,
ni a diferenciar los besos de un dialecto.

Pero sigo estando en condiciones
de desaparecer, de huir de este encierro,
de abrir mis ideas a un mundo menos bueno.

Es la hora, nuestra hora,
la inmundicia es un vaso repleto de aromas,
así que bebe, tu sorbo duele
y si quieres saberlo: Hoy me siento indiferente…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de julio de 2,018