Todo Riesgo que Enfrento

Todo paso que doy,
todo riesgo que enfrento
me tranquiliza los miedos,
me acaricia sin frenos…

Frente a un precipicio
no importa tanto quién soy,
ni lo que hice, ni la inmolación;
frente a un riesgo preciso
no importa tanto saber
si al llegar la mañana podremos comer
la sabia bendita del éxito al trascender.

Todo paso que doy,
todo riesgo que enfrento
son los labios del mejor de los besos
que a diario yo encuentro.

Frente a un precipicio
no importa tanto el dolor,
sólo salvar la vida e intentarlo mejor;
frente a un riesgo infinito
no importa tanto correr
hacia el alma oxidada de todo lo que fue
o de lo que, alguna vez, pudo ser.

Todo paso que doy,
todo riesgo que enfrento
es calma en el centro
de un alma que sostengo…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de febrero de 2,017 

Anuncios