Aprenderte

Como un juego de niños,
cuestión de vida o muerte,
así yo muerdo tus labios
para que nos toque la suerte;
y veinte besos por mañana,
y un único amor que no acaba.

Porque aprenderte es mi razón
para no perderla, para, de corazón,
aprender a aprender cómo vivir
en compañía y en el intento no huir…

Así que juego con las nubes
que de tu sexo a tu hermetismo
me figuran un ángel dormido;
que tan sólo se despierta cuando sube
al paraíso, del que vino, de mi mano,
al calor de este par de cuerpos prestados
que en esta vida habitamos.

Y nos acariciamos
como el que acaricia el labio
del que nace su palabra favorita;
y nos amamos
como el que ama los significados,
en simpática sutileza artística.

Porque aprenderte es mi razón
para conservarla, para, con ilusión
aprender a aprender como reír
en tu compañía y en el intento nunca huir…

Así que juego con las nubes
que de tu sexo a tu hermetismo
me figuran un ángel caído;
que tan sólo se arrepiente cuando vuelve
al paraíso, del que ha caído, de mi mano,
al hervor de este par de cuerpos prestados
que en esta vida compartimos.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de marzo de 2,017

Anuncios

One thought on “Aprenderte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s