Para Olvidarte

Para olvidarte no se precisa valor,
ni profanar las caricias
que a veces, a escondidas,
nos niega el amor…

Para olvidarte no se precisa una canción,
ni evacuar las sonrisas
que siempre me avisan
que te asusta el dolor…

Ni tus etiquetas,
ni tu abrazo prometedor,
ni mis malas fronteras,
ni mi beso cautivador;
ni tu rabia funesta,
ni tu sexo enternecedor,
ni mis alas de cera,
ni mi instante de axiomas sin voz.

Porque para olvidarte,
querer y poder son dos caminantes
extraviados en un campo sin arte,
perdidos y enajenados, que no saben cómo alcanzarte…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de septiembre de 2,017