Amarte y Amar lo que te Odia

Me gusta el silencio y no escucharte,
adivinar lo que dices cuando ya es muy tarde;
me gusta pensar en las lágrimas que te atormentan,
en tu cuerpo recorrido por las lunas que te llaman.

Me gusta el vacío y no encontrarte
en el espacio perdido de mi nombre;
me gusta escuchar el llanto que a ti te abarca
y reírme a escondidas de nuestras palabras.

Me gusta amarte y amar lo que te odia,
me gusta no hacerte el amor en madrugada;
me gusta el horror que despeina tu mirada
y la estrella sin luz que te ilumina la espalda.

Me gusta no ser tuyo y arroparte,
jugar a las escondidas con tus guantes;
me gusta ser tu dueño y abandonarte,
cantar a la mañana tus desastres;
pues ya desnuda tiendes a no recordar
los minutos exquisitos que te suelen amenazar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de agosto de 2,017

Anuncios

Como Jugando a Odiarte

Como jugando a odiarte
te veo a distancia  y desprecio,
de todos, el momento primero,
el instante preciso de encontrarte.

—Y juego, y que bonitos se ven tantos meteoritos cayendo sobre tu pelo…

Porque la pena no se cura con venganza,
en realidad se precisa de una receta mucho más compleja
y es el amor el ingrediente que dentro de la taza
no aparece, no está aquí, no vendrá a robarnos la esperanza.

—Y juegan, y danzan desordenadas, a mi lado, las mandrágoras imitándote las lágrimas…

Porque lloras y vaya que lloras al recordarme,
cuando piensas tanto que mejoré para conquistarte,
tanto que me extrañas, tanto que te duele este desastre,
es simple y sencillo cosechar lo que durante tanto tiempo tú sembraste.

—Y juego, y que bonitos se ven de gris todos los espejos rotos frente a ti…

Es un juego, no tengas tanto miedo, no te va lo de temblar,
solamente entre mis brazos pero eso ya no sucederá,
el amor ya no está aquí, ya no vendrá y no le dolerá,
está descansando tan tranquilo en la piel de los que ahora reirán.

—Y juego, y hierve el agua rancio que te va marcando las mejillas con su paso…

Es un juego y no una historia que preparaste para mí,
y juego, y que bonitos se ven tantos meteoritos cayendo sobre ti…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 26 de noviembre de 2,016