Último Viernes

Último viernes del año
que sabe a balance,
entre alegrías y luto anticipado
se aproximan finales.

Diciembre muerde un poco más
cuando alivia nuestros males,
pero no te dejes engañar
que nada intimide a tus diales.

Y tendremos que brindar
como brindan los valientes,
aunque el miedo a mirar
el futuro nos desborde;
y tendremos que brindan
como brindan los más tristes,
aunque la felicidad
se consuma en nubes grises.

Último viernes del año
que sabe a quedarse,
entre tristezas y sueños desesperados,
el temor y nuevos viajes.

Diciembre muerde un poco menos
cuando hiere nuestras tardes,
pero déjate engañar
que todo te otorgue motivos infames.

Último viernes del año
que sabe a otros mares,
cerca de la arena no vienen los barcos
tan sólo el oleaje.

Y tendremos que brindar
como brindan los más fuertes,
aunque el agridulce sea hoy más
que aquellos antiguos aromas dulces;
y tendremos que brindar
como brindan los incansables,
aunque la vida no deje el disfraz
ni siquiera esta noche que tanto nos duele…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de diciembre de 2,017

Anuncios

Cada una de las Cosas que Recuerdo

Sabías que iba a dolerme
cada uno de tus besos
en el momento que decidieras detenerte;
sabías que iba a angustiarme
sin importar el paso de los años
si no sabía de ti y de tu suerte.

Sabías que en mi corazón
se grabó a fuego tu nombre,
ese nombre de hermoso color
que mi alma todavía muerde;
sabías que en mi creación
se grabó el amor que teje
sus hilos resistentes a mi colchón,
en el que tanto se te extraña y tan poco se duerme…

Sinceramente diré que duele
cada una de las cosas que recuerdo,
desde tu aroma hasta hasta tus vértices,
desde tu sexo hasta el último de los viernes…

Estuve tan cerca de tu luz
y eras la temperatura del sol,
acabé por quemarme en tu sur,
como arde el rocío en su flor;
estuve tan cerca de tu voz
y eras el decibelio del amor,
acabé por desearte con ardor,
como desea el sexo a su temblor.

Sinceramente diré que duele
cada una de las cosas que amo de ti,
desde tus labios hasta tu piel,
desde tus eriales hasta tu forma de existir…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 6 de febrero de 2,017