Mi Eterno Amor de los Martes y de los Jueves

Por un beso de tu boca
rompería la metafísica,
y transitoria, vanidad
que tiene la vida
para dividir nuestra ciudad.

Por volver a tus pechos
y a las tardes a solas
te traería los helechos,
de aquel lago;
como ofrendas
a tu sin par belleza
que desde entonces
me tiene perdido por las noches,
cuando la luna no se acuesta a dormir
y a su lado yo me quedo a pensar en ti.

Es que van tan lentos los cuerpos
de las almas de aquellos que quieren volar
y va tan lento el recuerdo
que jamás voy a soltar.

Blanca duna de presagio inmaterial,
dormilona estampa sin besos al despertar;
noche hermosa en la entrega de tus mares
encerrados en aquella habitación bajo la tempestad;
mi eterno amor de los martes, y de los jueves,
sin poder tomar tu mano cada vez que te vuelvo a recordar…

Mi amor eterno de los martes y de los jueves,
nunca te logré olvidar…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13 de marzo de 2,017

Amor a Primer Delirio

Mis manos en problemas otra vez,
de rutina es lo ordinario, que no necesito,
pero al contemplarte a detalle
no he sabido del comportamiento de mi instinto.

Y te he cosido a las caderas un fuego distinto,
las mareas de hojarascas han ardido sin complejos,
será acaso que la noche es más brillante si no duermes,
será entonces que aún nos habla de aquel apuesto jueves.

Si no es amor a primera vista que lo sea a primer delirio,
que una ola en el frente de batalla amenaza a tu arena delicada
y es posible que del mar y sus gaviotas no se haya escrito suficiente,
ni de amor o las costumbres que yo tengo al saborear tus labios repetidamente.

Tú, cierra los ojos de esmeralda que te adornan,
no me observes que podrías volver a sospechar
de esto que tan dulcemente ató mi corazón al verte…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10/08/2016