Tragafuegos

Llovía, aquella vez, tan fuerte como cuando la gente
suele ir a despedirse de un ser amado al cementerio
y aquella misma tristeza de incertidumbre flotaba
en los linderos mortecinos de la ciudad desnuda.

Era febrero y ya peregrinaban las almas tristes,
el llanto de un niño era el estorbo de los sabios,
el de los sabios era estorbo de los locos, el de los locos,
¡Hay el de los locos!, una invitación sin sanos antojos.

Y allí, justo allí, fue que le conocí, sonreía a pesar de todo
y a pesar de todo se movía, era acero su alma encendida,
era viento su sueño de crecer, de ser libre y reconocer
frente a un espejo su rostro verdadero, que no era el de aquel tragafuegos
que a los ocho años, tiznado, mostraba los dientes al quemar el viento.

Es la historia de siempre, el dolor que a casi nadie duele,
son los niños, sus heridas, sus palacios en las calles,
mansión de frío y de infierno, mansión de duelo y portales,
en la ciudad desnuda hay más niños de ocho años, de todas edades,
que están jugando con fuego porque nadie quiso jugar con ellos,
ni verlos crecer, ni arroparlos con cada nuevo atardecer, nadie quiso,
ojala que esta noche la ciudad desnuda se lograra poner un buen vestido.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10/08/2016

Anuncios

Lady Frigg

Un paso a la vez y el cuidado
de la humanidad a tus pies,
saber las verdades a veces es parte
del mismo trazo que tiene la divinidad.

Me urge prudencia y un poco de sinceridad,
atado a tus manos quizás ahora encuentre respuestas
y si no las hay, quizás las habrá en un futuro promedio
cuando la dicha no llame a mi puerta, pero el corazón
salte en esperanza perpetua y sin miedos de más…

Llénanos de la luz, que sepamos mecer bien a los pequeños,
llénanos de bondad, que sepamos hablarles del bien y de sueños,
porque una vida sin sonrisas sinceras, sin almas tan buenas
no valdría la pena, nos daría vergüenza y tanta tristeza.

Lady Frigg, no hacen faltan tantas caídas o avalanchas,
que brille nuestra tripulación en camino a Valhalla,
que no pierdan un ojo por la sabiduría del pozo en Minir,
hay un mundo esperando por tantos valientes que no se sepan rendir.

Un paso a la vez, un beso después, Lady Frigg,
la belleza del amanecer nos hará resurgir
y los hijos de nuestros hijos sabrán apreciar
la belleza de este bendito y precioso lugar…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 02/05/2016

Para más contenido les invito a visitar mis secciones:
PoesíaHistorias en AscuasMúsicaCitas

Simetría de un Desastre Inhumano

No voy a dudar y voy a seguir,
si quiere razones para huir se las voy a dar,
pero sepa usted que no me voy a detener,
si Asia y Europa comienzan a sumergirse,
en lo más profundo de las aguas, no lloraré.

Hay un pronóstico en reserva de maíz criollo,
vísceras de dragón esparcidas por el camino
y un infiero que abre puertas dobles para nosotros,
pero no me da la gana, que no me da la gana.

Tengo veintiséis y he vivido tanto,
el ice me hizo impermeable algunas noches,
tantas piernas de mujer hice cobijas,
estuve a punto de morir irremediablemente
y he salvado la respiración por una micronésima de segundo,
ha sido tanto como para venir ahora a equivocar el rumbo.

Satanás es una idea malintencionada
pero como hiere y como mata,
no me mire tan perpleja, despierte, mire atenta,
quítese la ropa, su cuerpo es un transporte
en el que usted elige si se va a un buen sitio o si se va a la mierda.

Cuídese el alma y no el rimel,
olvídese de la hora y el clima por un rato,
muéstreme sus trucos y sus cartas,
guarde el silencio y haga mucho ruido,
calle las voces en su cabeza, gloriosa afrodita
del desastre intenso no concebido, cometido.

Arrodíllese frente a la bestia, las marcas serán de agua,
su ingenuidad y desmesura le dejarán acorralada
por brazos indefensos de niños cortesanos… De Nada.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 30/03/2016

Muchas gracias por estar y por sus ojos.
Para leer más de mis poemas visita Poesías.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram