A Muerte

Soledad,
verso frío que en mi pluma muere,
alta mar,
tálamo herido que pronuncio a muerte;
y un día de luto para los amantes,
para cada frase repetida sin suerte.

Es del sol el calor, de traición tanta herida,
enigma y cristal en un día de tanto dolor.

Es del sol el calor, de traición tanta cobardía,
enigma y manantial en un día de tanto rencor.

Soledad,
verso muerto que en mi pluma duele,
alta mar,
tálamo fino que olvidar a muerte;
y un día de luto para los amantes,
para cada frase malgastada e inerte…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de julio de 2,018

Anuncios

Ahora sé del Miedo

Estoy cansado
y quizás otras veces
lo he estado aún más;
quizás me antecede
un destino fatal
o un triste despertar;
como quisiera
poder volver a verte,
preguntarte qué hacías
para ser tan fuerte
y aún siendo frágil
no ceder un suspiro antes de tu muerte.

Porque en mí la nostalgia
se ha quedado a vivir,
te diría que es necesaria
para aprender a resistir
pero no tengo motivos suficientes
para volverte a mentir.

Es triste el paso que doy lejos de ti,
es triste el verso que escribo para mí
y entre otras muchas cosas, te extraño,
y entre otras muchas cosas, ahora sé del miedo…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de marzo de 2,018

El Final del Camino

Todo el dolor
que siente mi cuerpo
y este cansancio
en mi respiración;
es debilidad y no cobardía,
es necesidad y no agonía.

El mundo
parece sostenerse sobre mí
y mis ilusiones he perdido,
la tristeza existe si es en mí
porque la esperanza se ha desvanecido.

Y cuesta creer
que una vida feliz termine así,
que con tantos amores
ahora uno sólo sea tan difícil de conseguir.

Y cuesta entender
que el final del camino
era cuesta arriba al caer
lejos de ti, lejos del resto…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de febrero de 2,018

Cita a Ciegas

Puedes hacer
lo que tú quieras,
todo aquello
que consideres peor.

Mi cita a ciegas es
con el demonio
y ante eso
no hay nada que temer.

Pero no olvides mi mirada,
esta mirada que es
la de un hombre
al que el mundo le falla.

No olvides mi mirada,
esta mirada que es
la de un hombre
al que tú y el mundo le dañan.

Pero no hay nada que lamentar
tú no sabes lo que es amor,
tú no sabes lo que es amar
por eso recurres al sabotaje
como viento a favor de tu paralaje.

Pero no hay nada que lamentar
tú no conoces el miedo,
tú no sabes lo que es extrañar
por eso te atreves a retar a la suerte
con un nuevo acto de mala intención.

Porque el miedo tiene los ojos del diablo
en las órbitas de su constelación
y muerde la piel de una forma eternamente cruel.

Y tiene el dolor unos gélidos llantos
que sabe como derramar sobre tu piel,
y sobre la fe; e incluso sobre tus años.

Pero ya no tengo miedo
cuando todos me abandonan
y la muerte ronda mi hogar;
tampoco ante el silencio
o el grito hijo de puta
de la soledad que comienza a desangrar.

Así que no olvides
mis ojos
que son los de un hombre
al que el mundo le daña.

Mis ojos que son
los de un hombre
al que tú y el mundo le fallan.

Mi cita a ciegas
es con el dolor que causa la muerte
y ante ello es posible que a nadie interese.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de enero de 2,017

Diciembre MMXVII

Día, mal,
día igual,
aburrimiento
y añoranza,
cóctel de descontentos
y tercas semejanzas…

Diciembre,
país del arte;
paisaje probable
y esta soledad que no sabes.

Noche, mal,
noche igual,
carencia de caricias
y tiernos resuellos,
abandonos idealistas
y superfluos años.

Diciembre,
país del romance;
carisma en pleno desastre
y esta soledad que no sabes.

Diciembre,
dulce de jade,
país de una tarde
en la que bajo la luna menguante
juré amor eterno a quien jamás dejó de amarme…

Día, mal,
noche, tal,
país probable,
paisaje del arte,
carisma en romance,
país en pleno desastre
y esta soledad que tú ya sabes…

©®Messieral | messieral
Ciudad de Guatemala 22 de diciembre de 2,017

Colonización

Te voy a enfrentar
como quien confronta a la tristeza
sin poderla tocar.

Te voy a contar
que nada me asusta demasiado
que finalmente me verás volar.

Te voy a enfrentar
como quien espera a que amanezca
sin poderlo evitar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de noviembre de 2,017

Una Forma de Soledad

Existe una forma de soledad
que te canta bajito al oído
las canciones que en tiempos pasados
te sonrieron con matices de calma.

Existe una forma de soledad
en la que son tus antiguas amantes
y no tu pareja, nunca tu pareja,
quien te crea el amor en los eriales.

Porque la soledad no tiene respeto
por las almas tristes de ojos pequeños,
ni tienen caricias para almas sensibles
que se acostumbraron a ser libres.

Existe una forma de soledad
que te miente bajito al oído
los sabores que en tiempos pasados
te besaron sin prisa y con ternura.

Existe una forma de soledad
que llora a tu lado y te sostiene
para que en cierta medida no acabe,
del todo, tendida en el piso tu dignidad.

Y existe una forma de soledad
en la que yo me marcho y tú te quedas;
no por crueldad, es adiós de poeta
para siempre y con todas las letras,
cuando ya no es posible soportar,
queriendo estar bien, estar tan mal…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 16 de septiembre de 2,017

Me Haces Perder el Tiempo

Me haces perder el tiempo
y la paciencia, y las ganas;
no hay ruido más incierto
que el de alguien a medias,
que el de alguien abierto
dejando salir las fieras.

Y no sé por qué razones,
pero siempre voy a preferir
a mujeres llenas de acciones
y no de intenciones o ganas de mentir.

Así que anuncio que a ti,
ya me da igual si lo entiendes,
te voy a quitar lo que te di;
porque no es cierto lo importante
fuera del espacio del sentir;
sólo cuando no se siente suficiente
y te entran las ganas de fingir.

Me haces perder el tiempo,
me haces perder la razón;
yo no quise en mi tablero
damas para entretenerme el corazón;
ya hace mucho que la reina pasó por aquí
y no pudo quedarse, y así toca vivir.

Y no sé por qué motivos
intento quererte más,
si ya sé que mis caminos
te es tan fácil abandonar;
y no sé por qué motivos
intento quererte igual,
si sé bien que los puentes oníricos
jamás son lo mismo que la verdad.

Así que anuncio que a ti,
aunque no lo entiendas,
no te querré hasta morir;
madura en mí una venganza a secas
que humedece sus dos labios con, y sin,
ganas de enfrentarte cara a cara,
princesa —Porque la verdad, ya no me muero por ti.

Que te cuiden las tumbas de los muertos
y las minucias que quieras coleccionar,
para mí todo es parte de tu mismo juego
y tengo cosas más importantes que abrazar.

Pero sé, que la verdad,
me haces perder mi tiempo
porque ahora no te lo hace alguien más;
pero sé que la verdad, conmigo,
has sido la más furcia, más-que-más…

Me haces perder el tiempo,
me haces perder las ganas
y dicen que allí en lo incierto
reside la venganza;
que tiene otro cuerpo,
que tiene otra cara
y sabe de lealtad, a beso entero,
sin abandonar lo que más ama…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de agosto de 2,017

VIDEOPOEMA «EL SILENCIO QUE HAY QUE SOPORTAR»

Soportar el silencio de una ausencia es peor, incluso, que soportar el ruido de una despedida… «Soledad, cada átomo herido de una lágrima; complicidad, con todo el silencio que hay que soportar…»

►Mira Ahora Nuevo Video Poema: «El Silencio que Hay que Soportar» y Suscríbete a mi Canal en Youtube para no Perderte Ninguno de mis Videos.

Subscribe

Lentamente

Lentamente,
de tu piel a tu verdad,
del suplicio que representa
verte caminar
en una dirección diferente…

Lentamente,
de los cimientos de aquel bar,
de no poder dormir ni descansar
al volver a pensar
en tus subterfugios que ensombrecen…

Lentamente; guarida de aguardiente
de sabor tenue, como un beso diferente,
que no enternece lo suficiente;
cuando insuficiente es extrañarte
a las doce menos cuarto y menos siete
de cada instante en que el silencio dura para siempre…

®©Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de julio de 2,017