La Vida por Segundo

Sentir esta sórdida soledad en carne propia
me ha enseñado que, en ocasiones,
no basta con alcanzar la gloria;
que también hay que saberla conservar…

Y a mí se me ha escapado
como se me escapa la vida por segundo;
como se me escapa la fe en el amor
y la paciencia que no educo.


ÚLTIMAS NOTICIAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s