Antídoto

Si alguna vez
un nuevo error
intentara asustarme.

Recordaría que yo
amé por cuatro años
a una misma mujer:
y que cualquier antídoto
necesario para no temer,
seguramente, aún habita inamovible toda mi piel.

No todos los días
alguien pondrá de cabeza tu mundo;
a mí me ocurrió tan sólo una vez
y cada vida
que vivimos en cada hora de amor profundo
blindó mi alma de heridas.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de octubre de 2,018

New-Web-Messieral
Descubre el Nuevo Sitio Web de Messieral: messieralstudio.com
Anuncios

Nuestra historia es muy simple de entender: El amor siempre fue el antídoto; pero el veneno siempre fuiste tú…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de noviembre de 2,016

Antídoto Enfermera

Enfermera quiero que se acerque aquí,
ayúdeme a huir, ayúdeme a salir de mí,
un antojo a hierbabuena en sus labios
me aderezan estas ganas de correr y de no ser
más piel por cuenta propia, pero sí en la de usted…

Enfermera alíviame, dame un suero configurado
para olvidar todo pasado, hasta antes de verte pasar,
y ayúdame a emprender un viaje tan lejos de todo,
un viaje tan lejos del mundo, de mi lado sedentario líbrame.

Hay un poco de formol en mi corazón,
lo puedes extraer con jeringuillas sin color,
puedes hacerlo latir otra vez, despiértalo,
puedes hacerlo reír de nuevo, bésalo…

Bésame el corazón con ese antídoto
que traes puesto en la mirada,
bésame la piel con esas drogas indecentes
que traes en las huellas dactilares, sálvame…

Enfermera este no es mi hogar,
este no es mi universo, ni mi mal,
este no es mi rascacielos favorito,
ni el color que puedo adivinar,
este no es el bien que prometimos,
llévame, bésame, quiéreme y no enfermaré.

Hay un poco de formol en mi conciencia,
lo puedes extraer con jeringuillas sin dolor,
puedes hacerla sentir otra vez, despiértala,
puedes hacerla vivir de nuevo, bésala…

Bésame la conciencia con ese antídoto
que traes puesto en la mirada,
que el coma profundo acabe esta noche,
bésame el tercer ojo con esas drogas terminales
que traes en las huellas dactilares, sálvame…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/05/2016