Recuerdo de lo Antes Visto

Esto amenaza con mejorar,
ya no tengo miedos esperando
el siguiente tropiezo a perpetuar,
me gusta la vida cuando hay motivos,
de sobra además, para atollar
los inconsecuentes códigos sin final.

Espero un nuevo beso que no se parece a tu boca
y en el embrujo del destino bipolar, me puede
con todos los argumentos una nueva táctica.

Ya no va supeditado mi corazón a tus razones,
el poeta en mí se defiende con el silencio aprendido
por momentos mejores de literatura y emociones.

Que a nadie pertenezco, sólo al silencio
que guardó aquella mujer toda una vida
para salvaguardar la urbanidad de su portento;
Que a nadie le he mentido sin razón, pero es sabido,
y si en tus alas descansara mi sutil sinergia,
no escondas el rostro a mis nuevas huidas
que es sólo un recuerdo de lo antes visto la vida.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/07/2016

Anuncios

Pertenencias

En el centro de durazno de tus palabras,
cuatro cartas heridas en la piel malabarista
de un cuento hermoso que has escrito
y grabado en mi sonrisa de acertijo.

Escondidos ocho besos en el trago
de una bandera de confederación fallida,
descubiertos después de un tiempo,
después de un cielo ensombrecido y anarquista.

Y es tu palabra la que sabe mejor, hasta hoy día,
en la pupila distraída de mi ojo izquierdo,
es tu palabra hermosa con el mismo dejo de melancolía
el sitio justo para el descanso de mi conquista,
con un gramo de lágrima de dragón
y dos mil sorbos de hermosa sinfonía.

Te amaré entre tus comillas por muchos años más,
quizás volver a leerte restaure mi sonrisa en cofradías,
decodifica la dirección de mi corazón, recupéralo,
no digas nada y quédate a vivir entre mis documentos.

Y deja de dudar, aprende a adherirte a mi sentir,
entrega tus armas, desciende tu guardia, aprende a vivir,
sella el balcón de mis huidas con el material de tu abrazo,
que son pertenencias los actos y devoción es su tacto,
que son pertenencias los sentimientos y resultado es su rastro,
al notorio sudeste de poemas de amor que nunca alimentaron incendios.

—En mi alfabeto aún son tus letras mis silencios…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 07/07/2016