Enamorarse

La primera vez
que te desperté
con dulce amor
supe que el sol

brilla constante
y suficiente
como el color
de tu emoción;

y guardé la voz
por disimulo.
Enamorarse
de tu constante

es de lo mejor
muere el terror,
si adorarte
es que me salves…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de diciembre de 2,018

 

Banner-1

 

Anuncios

Algo Digno de Nunca Olvidar

En la magia de aquella habitación,
vi duendes sobijeando hadas,
a ellas les encantaba, los acariciaban,
vi orquídeas levantándose la falda,
la parte erótica de cada mantra
y un desván ideal para echarse a pensar,
a esperar a la chica más guapa aprontarse
a subir su cuerpo sobre el mío o llorar.

El caso es que se sacó la blusa con prudencia,
ante mis manos tibias suplicó piedad,
bebí cada promesa de su grandiosidad,
porque nunca haré esperar a una preciosidad,
porque no es de caballeros no estar a la altura
del deseo de una Diosa renacida en piel escultural.

Se abrazó a mi cuerpo como queriendo salvar su vida,
me llenó de besos, como nadie, nunca, antes o después,
me guiñó al oído y susurró a mi voz su leve crueldad,
si acaso te despiertas y ves que me he marchado, no te enfades,
guiñé a su sexo y susurré a su hermoso, clarividente, cuello,
si acaso pasas la noche en vela, preguntándote cómo es que no duermo,
no te preocupes, que no pienso desperdiciar cada minuto de esta noche
hasta que te haya convencido al menos a unas glorias más…

El caso es que aunque enamorarse, en esos casos, no está bien
salimos de palacio con un algo digno de nunca olvidar,
el chiste de las flores lo olvidé, signo zodiacal, talla de busto,
pantone de piel, apetito vaginal, todo eso cómo lo iba a olvidar,
lo he sustituido por honores a la patria, por la misma nacionalidad.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/05/2016

Del Alma y la Piel…

Eres fascinante y no te das cuenta,
eres tan hermosa y quisiera que por un momento
te vieras con mis ojos, observaras tus virtudes…

Todo lo que te han dicho es una mentira,
el mundo no es una burbuja, no es una carceleta,
el mundo es una especie de luna llena en expansión,
un orgasmo in crescendo con alas de aurora boreal.

Tu cuerpo desnudo no es imperfecto, ni objeto,
es el objetivo de mis besos que te son sinceros,
eres perfecta en cada letra de tu nombre, Ana,
en cada milímetro de piel, en cada vello,
en cada gota de tu néctar, en tus ojos de avellana.

Tienes el sendero de lunares que quiero recorrer
lentamente, eternamente, con el roce de mis labios,
tienes los besos divinos que siempre quiero comer,
el alma y sonrisa que siempre quiero poseer…

Tus sueños no se han quedado atrás,
los he traído en mi equipaje para ti,
tus ilusiones nunca se romperán,
yo me abrazaré a tu magia para que no escapen,
yo me ataré a tu corazón para que no naufraguen.

Te he esperado todo el tiempo, siempre a ti,
en la distancia te he añorado, te he amado,
pero ha llegado el momento de escaparnos,
de vivir todo esto juntos, de amanecer cada vez
abrazados por las mañanas del alma y la piel…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 11/12/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos otros poemas:
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
Los Besos Más Lindos Que Vi En Toda Mi Vida
Hacerte el Amor