Adorarte

Tratando de entender
la vida y sus conceptos,
con besos de entretiempo
y presagios que nunca creeremos;
me encuentro una respuesta
que amaina mis tristezas.

Quizás no he sido bueno
y me he enredado en los excesos
de cuerpos femeninos
que me entregaron sus mejores momentos.

Y entre tanto que camino
voy desempañando las ventanas
a través de las que observo,
del universo, tantas llamas;
tú estás siempre tan hermosa
y yo siempre tan enamorado
de tu sonrisa que se me antoja,
como a mis manos el abecedario.

Si hay un motivo por el que vivir;
por el que llorar sin predecir
que son de fuego, ardiendo lento,
la vida y todos sus espejos;
es el que me indica a todos vientos
que mi espacio es en el que quepan mis versos
y mi mayor ventura la que me ate con hermosos lazos
al privilegio tan excelso de cada noche
en la que pueda contemplarte y adorarte…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de enero de 2,017

 

Anuncios

Pentagrama de Zafiro y Obsidiana (My Beautiful Fire Dancer)

En mi pentagrama sólo tú bailas,
en el sonido de doce mil monedas
golpeando fuertemente las aceras,
en el sonido agitado de las conservas,
en el canto de los niños africanos,
en el silbato que anuncia el medio tiempo,
en el grito de la vida que ahora empieza
suenas tú cuando en la aurora tu sonrisa desperezas…

En la lluvia mojando la tierra,
en el recuerdo de mi hámster
corriendo, sin fin, en su esfera,
en la risa apacible de mi abuela
y en la esmeralda que fabricó
aquella hermosa y sensual gitana,
ahí suenas tú y sueño contigo,
amanecemos la canción de la vereda
que guía con su cuerpo al abecedario
que abanica en versos los restos de la pena.

Me tomo fuerte de tu mano y al chasquido
de tus nudillos deshidratados corrijo,
mi fuerza ha de ser sólo para amarte,
yo no quiero desarmarte, que por mi casa pasaste,
traías entre las manos un pastel de naranjas,
la dulzura de su sabor cual si fuera tu piel desnuda en calma
y vi tus manos fundirse con la piel de la Magdalena,
me sentí todo un Dios bendito por tu belleza, ya sabes,
en el juego de palabras la verdad es la que manda.

En mi pentagrama sólo tú cantas,
con esa voz de zafiro y obsidiana,
en mi pentagrama eres la clave de Sol renovada,
el alma corazonado de mi cantata renovada.

Yo te canto con el pecho erguido
y los pulmones llenos de sonidos,
yo te canto con las notas de mi olivo,
granadillas sabrosas son tus alegrías,
y tus pies en vaivén al ritmo mi sinapsis,
perderte yo creo que sería hundirme en comillos,
perderte yo creo que sería llenarme de heridas
y sabotear mi universo, puesto que perderte apocalipsis sería…

//And we don´t want to cause chaos tonight
my beautiful fire dancer, we don´t want…//

En mí pentagrama sólo tú bailas
con esa mirada de zafiro y obsidiana,
eres los versos mejores de mi abecedario
y en lenguaje de señas un corazón entre mis manos, colmado.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 11/05/2016

Mi Instante de Calma

Manos sobre el roído rostro del tiempo,
una esperanza saborizada con besos,
el sobrante de los materiales de la creación
Dios los utilizó para darte la respiración.

Guarda mis secretos en lo más interno de tu voz,
que nadie sepa que te amo como te amo,
imagina los niveles de envidia disparados contra ti,
que nadie sepa la manera en la que te miro,
ni lo que me causa tenerte desnuda en mi cama,
que nadie se entere de nuestros incendios de magia.

Me gusta tu forma de andar, tu trapecio de migas de pan,
el solsticio impregnando la bendición de tus venas,
y la esdrújula en tu almohada cuando respiro en tu espalda.

No eres más hermosa, sólo porque no te da la gana,
pero a mis ojos, divina, cada día te haces más ara,
yo me quito el sombrero de rodillas si a caso usted pasa,
me sacudo el alma gastada si ocurres en mi instante de calma.

Me inspiras los versos más sensatos y educados,
me inspiras los actos más intensos de mi abecedario,
yo tengo una meta en la vida que lleva tu nombre
y doscientas razones de sobra para no dejar de amarte…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 14/03/2016

Gracias por sus ojos y por estar,
también les invito a leer estos otros poemas:
Besos de Azafrán
Quinientas Nubes de Luto y Dos de Gris por si las Dudas…