Boicot

¿Quién detiene esta caída artificial?,
¿Quién calma los deseos de venganza?;
¿Quien guarda el corazón de la tempestad?,
¿Quién reanima los signos vitales de mi palabra?

Yo no era de papel, ni tú de brisa,
ni yo verano hermoso, ni tu hortaliza;
ella no era de cartón, ni él de alambre
y en sus manos merodeaban los amarres.

Tantas mentiras, tanto dolor,
licor a la herida y mal humor,
pasado imperfecto, nación sin color
y yo aquí odiando tanto este boicot.

¿Quién detiene esta herida mortal?,
¿Quién calma los deseos de venganza?;
¿Quién guarda el corazón de la soledad?,
¿Quién reanima los signos vitales de mi palabra?;
si todo fue una trampa, una emboscada
disfrazada de amor pero sin el alma.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de junio de 2,017

Anuncios

Después de las Mentiras

Después de las mentiras
el amor no fue el mismo,
mutó en una criatura
con un cuerpo consumido
por el deseo de venganza
y el falso perdón tan descosido.

Y fue tal su mala suerte
que jamás volvió a ser el mismo,
se vendía en los cuarteles
del pasado en que fue abismo;
y por si fuera poco desgastó
su piel en la boca de un hiriente grito.

Porque es demasiado bello
el amor con sus destellos
para los que no saben amar,
para los que se ilusionan con poco,
para los que no entienden de estar
enamorados de uno sólo…

Después de las mentiras
el amor perdió su brisa,
mutó en una criatura
con cuerpo solitario,
repleto de la pena contraindicada
para amantes que esperaban un principio.

Porque es demasiado bello
el amor con sus cabellos
para los que no saben amar,
para los que se enamoran de poco,
para los que no entienden de estar
en cuerpo y alma para un mismo asombro…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 1 de junio de 2,017

Del Abismo a mi Piel…

Soy un sorbo del vino que fui,
a penas migajas que dejaste caer
del mantel, del jodido mantel,
del mantel al abismo a tus pies…

Soy un ascua de todo el incendio que fue,
a penas desastre del triunfador al que hiciste caer
del mantel, del jodido mantel,
del mantel a tus pies, del mantel al abismo,
de acuerdo a tus ganas, al abismo a tus pies…

Quimera herida de muerte,
porque pecado mortal es quererte,
todo me conduce a cadena perpetua sin puente,
encerrado entre el vicio del ser y perderte.

Soy un momento de todo el tiempo que fue,
a penas segundo de la hora que hiciste retroceder
de la risa a lo roto, de lo estúpido a lo absorto,
de la rabia a lo absurdo, de mi ira a tu estorbo,
que no quede un momento fallido de oscuridad
cuando se trate de recuperar la libertad…

Y me mata recordar que te idealicé,
que mentiste a mansalva escondiendo el cuchillo
entre el mantel, el mantel ya prolijo de malas memorias,
a tu conveniencia, que la herida mortal va en mi piel,
solamente en mi piel, del abismo a tus pies,
del abismo a mi ser, del abismo a mi piel…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 29/04/2016

Balada Romántica On The Rocks

Ella soñaba con ser la musa de alguien,
ser el primer acorde para un cantautor
o talvés ese verso mejor de un poeta,
la mañana y rocío de un anacoreta…

Todos los días se vestía diferente,
disfrazada caminaba por toda la ciudad,
cruzaba un puente, se encerraba en catedral,
perfumaba su oleaje con ganas de encajar.

Se llamaba con otros nombres,
el suyo, creía, no bastaba para conquistar,
la corteza de sus piernas escondía en un rosal,
imantaba lo ficticio con tan poca tempestad.

La encontró un día un cantautor,
a su oído él cantó las canciones más hermosas,
todo acabó en una balada tan romántica on the rocks,
la llamaba inspiración, diosa de claros cometas,
dulce niña de sus sueños y perfecta cadencia de mar…

Se llenaba el alma de sus besos, de su tacto el cuerpo entero,
de su aire el despertar, de su corazón un mundo nuevo,
de sus ganas tantos retos y de sus disfraces todo el amor…

Inevitablemente, inefectivos sus intentos de esconderse
detrás de tantas cosas que no era, le condenaron,
una noche apareció su verdadera imagen, su color,
su llanto, su sonrisa, su mentira, su verdad, su oscuridad.

No bastaba para el cantautor lo que ella era,
lo que hacía, intentaba, lo que ella le decía,
él se encerró en una habitación para no escucharla más,
enamorado y estafado se puso a llorar,
enamorado y deshabitado se puso a temblar…

Se ha quedado sola, ahora no quiere ser musa de alguien más,
sólo de él y lo ha perdido, lo ha dejado marchar, en tempestad,
no volverá y ella no puede pensar en recuperar lo que conquistó
siendo una versión distinta de lo que ella es y vale en realidad…

Espera el milagro que nos aguarda a todos,
espera que el viento se lleve su mala suerte,
que él vuelva arrobado por su gracia y por su piel,
a pesar, de que sabe que es posible, que él no quiera volver…

Hoy la hace llorar una balada romántica que escuchó
en un vídeo por televisión, en la que el cantante explicaba
como las mentiras y disfraces estrellan, contra las rocas de hielo, al amor…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/03/2016

Muchas gracias por estar y por sus ojos.
Para leer más de mis poemas visita Poesías.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram