¡messieral.com supera los 500+ seguidores en WordPress y los 800+ en conjunto con las Redes Sociales!

He estado ausente durante esta semana preparando varios cambios en el contenido, en la imagen y la organización de este sitio web, dentro de muy pocos días podré compartirlos con todos ustedes. Sin embargo, mi producción literaria no ha cesado, estoy preparando muchas cosas nuevas y eso me tiene bastante emocionado.

Este día quiero agradecerles a todo y cada uno , y una, de ustedes por seguir este sitio web que representa a mi proyecto Messieral. Somos ya más de 500 en WordPress y más de 800 en conjunto  con todas mis Redes Sociales.

A quienes aún no me acompañan en mis redes sociales aquí se las dejo:

Facebook
Twitter
Instagram

Muchas gracias por estar, cosas mucho más grandes vienen, próximamente más noticias al respecto.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23/09/2016

Figuras Marinas

Una cascada inmóvil,
de toda magia los colores
y el estruendo solitario
de esta noche con sus broches.

Las mujeres que habitaban las estrellas,
duermen siestas peligrosas de romper,
no es que no nos quede más fuerza en los latidos
pero a mí me resulta tan sospechoso ese ayer.

Porque hay lágrimas que no humedecen piel,
que no se van a evaporar, no se van a ir a otro mar
y hay silencios que no muerden con sus dientes
pero alguna vez llegué a sentirme a salvo en su final.

Sin el ámbar o el éter de ambas figuras marinas,
sería imposible llenar los espacios del cielo,
lo que quiero decir es que yo ya no recuerdo,
con total claridad, si esta noche estás o ya no estás,
si tu falda aún habita mi hogar o se la ha llevado un mismo final.

Y y yo sigo escribiendo poemas que no sanan nada,
como no sanas tú la herida que le hiciste al mar,
pero seamos sinceros, con el tema de esta noche,
diciendo que un día el mar comenzó a disfrutarse al sangrar
y aquel cielo teñido de rojo fue una canción perfecta
para dedicarla a tu espacio vacío, a todo recuerdo de tu crueldad…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13/09/2016


portada-fb-dossier-para-un-equinoccio4

No olvides que ya está disponible, en su versión digital, mi más reciente libro: Dossier Para Un Equinoccio. Si quieres descargarlo desde mi tienda oficial clic aquí. Si quieres descargarlo desde Amazon aquí. Y si antes de comprarlo quieres obtener una vista previa del mismo clic aquí.

De Quererse y Escapar

Este cambio e intercambio
de cada alma que tuvimos,
el enredo y los caminos
en que a diario coincidimos,
sea por bien o sea por mal,
nos aparta de ese beso ambiguo;
de ese frío de almendras
que me diste a probar una vez,
de ese frío fugaz
que no he vuelto a sentir en otra piel.

Caminando los instintos
por senderos moribundos,
quizás quede algo de paciencia;
es acaso el cielo ese nuevo hogar
al que aspiran los amantes arribar
o lo son esos parques que vimos
cuando esos amantes éramos, éramos
y fuimos, hiéreme, hiérenos, saber
que el gris también trepa los muros,
invade los subterfugios olvidados del amor.

No me voy a olvidar de tus labios,
porque quiero guardar en mis años
el sabor ya consumado de tu beso y su candor…

Este cambio e intercambio
de los seres que habitamos,
el momento vino a tiempo
y aunque queden miles de pieles
yo en la tuya quiero recostarme a descansar;
para que por las noches no descarrile
ese acto mortal de quererse escapar,
de quererse y escapar…

© MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 06/09/2016

Esa Milésima Parte de Un Suspiro

La soledad, va acumulándose sobre mi cuerpo
como un instante desierto que me hiere mucho más,
esta prisión es un nido insolente de momentos
que en realidad me hacen sentir tan lejos de mi hogar.

Al final lo he comprendido, eras tú quien siempre debió estar,
es una pena pensar que no te pudiste quedar, que lejos estás,
que no me pude quedar, porque quisiera estar contigo, con nadie más,
cambiaría esta noche de cine idiota por esa milésima parte de un suspiro
en la que me hacías pensar que, en realidad, el cielo jamás nos dejó de observar.

Será que en tu nuevo país escriben versos como los que hicimos,
será que tienen la costumbre que inventamos de besarnos distinto,
será que aún te llueve el agua de mi cielo, será que aún me sabe
a tu sexo la aurora, desde que no estás me separan las ansias
de aquel que yo fui cuando estaba, plácidamente, descansando en tus playas.

Es mi prisión, hoy por hoy, la vida misma no una parte de ella,
es mi esperanza pensar que algún día volverás a salvarnos
y al fin juntos escapar en un vuelo a cometa, como prometías
las tardes de aquel tan hermoso septiembre en el que no llovía.

Será que aún puedo llamar a esta mi ciudad y amarla
sin la estela de incienso que tú le obsequiabas,
será que aún es posible seguir escribiendo
si eran tus ojos bonitos los que daban la luz a este sueño.

Cambiaría esta noche de frío, insabora, por esa milésima parte de un suspiro
en la que me hacías pensar que, en realidad, el cielo jamás nos dejó de cuidar.

©MESSIERAL |messieral.com
Ciudad de Guatemala 04/09/2016


NO OLVIDES QUE AÚN HAY TIEMPO PARA PARTICIPAR POR UN EJEMPLAR ELECTRÓNICO DE MI MÁS RECIENTE LIBRO: DOSSIER PARA UN EQUINOCCIO. TODA LA INFORMACIÓN AL RESPECTO EN EL SIGUIENTE ENLACE: PARTICIPA

El Cenit de un Momento

Se ha sumergido en sus palabras,
en las frases de amor que ella le dijo,
las mentiras lastimaron su coraza
y aunque no quiera aceptarlo está herido.

La ciudad es una hoja de papel
que nunca llegó a convertirse en barco
y con el manto de lluvia sobre sus calles
se comienza a deshacer…

La ciudad es un guión sin esperanza
que no va a trascender en sus mudanzas
y aunque siempre le prometieron la piedad del cielo,
hoy ya no queda nadie y el silencio bebe de sus miedos.

Y avanza como muerto en vida
esperando que aparezca una avenida,
o algún ciclo de fortuna y esperanza
que le muestre el camino para volver a casa.

Todo era tan hermoso hace ocho años,
incluso hace diez cuando la mariposa negra
trajo un mensaje de total desesperanza,
porque todo era más bello hace ocho años,
entonces aún sonreía, amaba, le amaban,
besaba y se sentía como el cenit de un momento
que, por bueno, le había robado el aliento.

Pero su ciudad es una hoja de papel
que nunca llegó a convertirse en aeroplano,
sin las alas que una vez le alzaron, no podrá volar,
si intenta la caída libre dónde quedará su piel
y el secreto precioso que nunca dejó ver.

Todo era más bello hace ocho años,
entonces aún sonreía, amaba, le amaban,
besaba y se sentía como el cenit de un momento
que, por bueno, le había robado el aliento.

©MESSIERAL |messieral.com
Ciudad de Guatemala 04/09/2016


Faltan 6 Días.png

NO OLVIDES QUE AÚN HAY TIEMPO PARA PARTICIPAR POR UN EJEMPLAR ELECTRÓNICO DE MI MÁS RECIENTE LIBRO: DOSSIER PARA UN EQUINOCCIO. TODA LA INFORMACIÓN AL RESPECTO EN EL SIGUIENTE ENLACE: PARTICIPA



Sobre la Piel Delicada del Beso

Escrito va tu nombre
sobre la piel delicada del beso,
no recuerdo y no tolero algo más tierno
que la fonética de tus manos para lo incierto.

Y llueve también esta tarde,
sonreír es el precio a pagar
por besarte con tanto hambre,
porque la luz de aquel faro
aún ilumina la ilusión de tus mares.

Princesa hermosa, niña tonta,
el amor no termina, espera rota,
toda caricia es parte de la armadura
y cada orgasmo madera de fogata,
vuelve la vista, cierra el alma,
impide que se escape tu ventura
y vuelve a sonreír para que te vea,
sálvame la vida con la silueta de tu boca,
que de buenas acciones está hecha la victoria.

Y tiembla hoy en la ciudad también,
la miel de las protestas ya funciona,
no hay cantos unipersonales de heroísmo,
el conjunto han descubierto que apasiona,
pero a mí sólo me apasionan tus latidos
y el silencio que guardabas en noches de frío.

Princesa hermosa, niña tonta,
vuelve a mimarme con tu sol de aurora
y bésame como sólo tú supiste hacerlo
no es que no queden más mujeres en el mundo,
es sólo que, tú, eres la única que quiero…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 01/09/2016


Faltan 9 Días.png


Elizabeth (II)

Elizabeth no me puede leer,
no llegó a veintisiete, se quedó en veintitrés
y yo sigo escribiendo, yo le sigo queriendo,
es un ángel que a veces me cuida de mí.

Me enseñó que a veces no hay mañana,
que es ahora cuando debemos vivir,
su sonrisa nos falta como al planeta la paz,
si a caso en su abrazo fuera posible aceptar
que la vida es mejor si se vive, que llorar no va a solucionar
el dolor que inventamos nosotros para lastimar.

Elizabeth se escapó un octubre,
en un lugar mejor ha de pensar
en nosotros como piensan los buenos,
con amor, sin rencor y perdón,
yo quisiera observarla otra vez
y decirle lo hermosa que es,
que el mundo perdió tantos gramos de luz
esa vez que cesó su respiro a trasluz.

Con amor y una enorme sonrisa,
es hermoso poder recordar
tus ojitos de guapa, de niña,
que nunca querré olvidar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/08/2016

El Festín de los Lobos

Los lobos a punto del festín,
el alce eres tú, te puedes morir,
dime si es resistente tu piel
o si tus fuerzas se van a rendir.

Te dirán que no eres suficiente,
que lo que haces no le gusta a nadie,
que es imposible vivir de los sueños,
te querrán imponer nuevos dueños.

Y la sangre al salir de tu cuerpo,
dime si será capaz de quemar los enemigos,
demostrar de qué está hecho tu centro,
que hay verdad y tanta fuerza ardiendo
en en el recorrido de magia en tu cuerpo.

Y los verás aullar, te van a atacar,
querrán morderte la vida, no sé si aguantarás,
cuando quieran herirte de muerte
tanta rabia los va a inundar.

A punto del festín tantos lobos,
dime si el alce debe demostrar
que todo arte nacido de dentro
es más real que cualquier colmillo afilado,
es más real que toda la ironía
que en la voz de los que no se atreven
te acorrala de noche y otra vez de día.

¿Resistirás?

© MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/08/2016

Hombre de Hielo

Tengo una historia hermosa
por cada una de las veces
que te hice el amor,
ya te conté de crepúsculos,
de las espinas más bellas,
nostalgias de aguardiente
y deseos de princesas.

Pero esa última vez,
me ha dejado despierto
esperando a que vuelvas,
no ocurre y se quiebra mi fe,
el frío se hace parte de mis piernas,
avanza seguro de hundir en mi centro
sus agujas punzantes de gélido invierno.

Y avanza por toda mi piel,
te extraño y sabe a morirse
saber que no vas a volver.

Hombre de hielo que se pierde
en la lejanía del tiempo, de tu octubre,
con los cordones del corazón desatados,
esperándote, llorándote en copos de nieve
que van hacia el suelo evitando el ayer.

Hombre de hielo con tanto dolor
en la superficie herida de cada hueso,
contorno de sangre ya seca,
purpúreas condenas que saben a estar
a las afueras de tu ciudad sin poderte tocar…

Y avanza por toda mi piel,
te extraño y sabe a morirse
saber que no vas a volver…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/08/2016

Con una Luna y un Amor

Cuando el frío llega a mi ciudad
ha de ser tu piel  la que tiembla,
cuando se me esconden los recuerdos,
una lágrima tuya la que escapa.

Aquel baile de secundaria, tu primer cerveza,
el primer amor y toda condición humana,
los latidos erizados al escuchar las preguntas
que mis manos recitaron a tus pechos de madrugada,
la madrugada como un silencio roto a las brasas,
en aquella fuga de hilarantes besos que tejió la casa.

Pero aún llueve y es agosto, aún pregunto por ti,
si los gatos alguna vez desaparecen, si un avión se duerme,
será la misma plaza y la misma marquesina sin tu reflejo
donde aún te pienso, donde aún te sufro, donde aún te espero.

Tu encuentro es la causa que procuro hacer necesaria,
aunque a veces pueda la resistencia mayor de la pena,
aunque a veces circule mi ciudad tu abrazo de llama,
porque te llama impaciente la piel que llenaste de ofrendas,
las manos a las que robaste las cuerdas para hacerte una pulsera
y el poeta que te hace poema, con una luna y un amor, como a ti te gusta.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/08/2016