La Brevedad Relativa de un Final

Una llamada de alerta,
la brevedad relativa de un final;
maldigo del alto del cielo
a la humanidad, su fragilidad.

Una última mañana,
una tristeza capaz de matar;
un grito resignado al viento
porque algún día tenía que acabar.

Una presencia,
la certeza de que aún estás;
de que existe ese lugar
en el que firmemente creías
y donde me vas a esperar…

— MESSIERAL

Photo by Akshar Daveud83cudf3b
Anuncios

Acerca de «Poesía Messieral»

Poemas, canciones e inspiradas letras del autor Messieral.

Newsletter

Suscríbete al boletín de correo electrónico en el que encontrarás todas las entradas nuevas de Messieral. (te espero).

Anuncios

Ramito de Sol

Y si, acaso, hay despedida que no duela,
un cóctel de lágrimas no sabe bien
si las cosas pueden ir aún mejor…

Unos paso más hacia otra vida,
una vuelta a la sonrisa y a la cima,
cuatro intentos de escapar, en gran medida,
debieron advertir lo que vendría.

Pero no, que no sea por mal visto mi andar,
que yo nunca he pretendido lastimar,
es sólo que dar lo mejor de mí, todo lo mejor,
en donde no es bien apreciado cansa y mata,
nos lleva tiritando a otro ramito de sol,
a un dulce con sabor a calma y tornavoz.

Y si hay calor en lo que viene, que venga,
si no hay sangre por el suelo, que venga,
si en el futuro sonrío al verte, que venga;
Si digo adiós a todo y, a propósito, no te hago sufrir
regálame tu lágrima, solamente, para rociar
y que no marchite el ramito de sol que ya elegí…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 06/04/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer mi sección Poesía

Ramito de Sol por Messieral

La Chica Desnuda de la Calle Rotterdam

Vas a Estar Bien

Vas a estar bien,
yo tengo que alejarme,
se trata de las tres
ideas que me nacen
cuando la libertad
se sienta cada tarde
a esperar que el viento
aleje nuestros males…

Vas a estar bien,
yo no aprendí a quedarme,
se trata de la miel
que infame derramaste
dentro de la habitación
que en mis dos brazos arde
con incondicional pudor
y desnuda de tus mares.

Yo voy a estar en ningún lugar,
te voy a esperar en ninguna parte;
el mapa que trazaban todos tus lunares
lo olvidé al dejar de amar tu sexo desafiante.

Pero vas a estar bien,
yo no aprendí a llorarte,
se trata del quinqué
que esa noche apagaste
con la única misión
de volver a iluminarme
con la luz propia de tu cuerpo…

Pero ya no quise quemarme.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de abril de 2,018


MIRA AHORA MI NUEVO VIDEO POEMA “DESCIFARTE”
Y SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE
SI AÚN NO LO HAS HECHO ► https://goo.gl/ivb66m

No Te Diré Adiós Para Toda La Vida

No te diré adiós para toda la vida,
si antes de tu mentira fuiste luz,
no te diré que olvido lo que me olvida
si te recuerdo siempre que suspiro en dirección al sur.

No te diré adiós para toda la vida,
si antes de tus pretextos fuiste voz;
no te diré que no me duele lo que me olvidas
si antes de amarte a ti amé tu amor.

Y aunque pase cabizbaja mi tristeza
por la cama en la que junto a ti dormía
no borraré tu rastro con mi prisa,
encerraré al demonio lejos de mi vista,
le encenderé una vela a cada santo que te bendecía.

No te diré adiós para toda la vida,
si antes de encontrarme en ti me perdía,
no te diré que mi sonrisa es igual sin tus caricias
si la cartografía de mi grisma tan sólo tú la comprendías.

Y aunque pase emborrachada mi memoria
por las canciones que junto a ti aprendía,
no te diré adiós para toda la vida
porque estaré siempre a la disposición misma
de dejarlo todo en el momento en que me lo pidas.

No te diré adiós para toda la vida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de julio de 2,017

La Bella Piel Desnuda de las Auroras

Cada vez que te beso
amanece un nuevo mundo
y al contemplarte
un sueño aún más profundo.

Cuando te marches
no se hallará la cantidad de amor
que en tu interior escondes,
ni con llanto, ni con flor;
porque a tus pasos se rinde la aurora
como la belleza a la piel de las estrofas
en la que escribo tu nombre
pronunciándolo sin errores.

Cada vez que te nombro
amanece un nuevo mundo
y al contemplarte
un deseo aún más profundo.

Cuando te marches
no se hallará la cantidad de amor
que en tu interior escondes,
ni con luto, ni con temblor;
porque a tus pasos se rinde la sombra
de la bella piel desnuda de las auroras
en las que aparece tu nombre
escrito sin errores…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de junio de 2,017

Te Diré Adiós

Sabe a que no
pero quizás sea mejor
no estar juntos;
tanta pasión,
tanto amor;
al final resultó
ser sólo desconsuelo
y un estallido sin color.

Sabe a que no
pero quizás sea mejor
no estar juntos;
tanto dolor,
tanto naufragio
y tanto mal sabor;
mil veces lo siento
y un espantoso error.

No lloraré,
para mí siempre hay más,
no extrañaré
las cosas que has roto al pasar
y entenderé
que, en mi poema, al izar
las velas no hay marcha atrás.

Te diré adiós
como se despide el carbón
del fuego que le quema;
y aprenderé de la incineración
que el tiempo pasa y el dolor no es verdad…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de febrero de 2,017

Polvo De Diamante Para Dos

Aquella vez cristales de hielo se precipitaban sobre la piel debilitada de la ciudad, la caminata vespertina esa vez no iba a curar las heridas, el dolor, ni tan amargo sabor. La despedida se nos aproximó de tal manera que no tuvimos tiempo a reaccionar, ni a encontrarle una respuesta, al menos superficial, a todas aquellas preguntas que todavía flotaban como pequeños fantasmas observándonos.

El ingrediente primero podía sentirse, más que sobre la piel, en el centro del alma que adolorido sollozaba. La temperatura de la frialdad ante la ausencia de caricias y del calor de tu cuerpo se había implantado en el centro de mí y de cada uno de los habitantes de los universos que juntos descubrimos. Nuestra canción nunca volvería a devorar de la misma manera dos corazones, como el tuyo y el mío, como el mío y el tuyo, como el nuestro que era uno solo en cada ciudad que juntos conocimos. El frío intenso rodeaba a cada uno de los besos que nos dimos, mismos que agonizaban con tierna desolación, dejando a la respiración descansar de vida.

El ingrediente segundo se presentó borrando nubes y estrellas de los cielos, desdibujando las sonrisas que liberamos al viento cada día de nuestro idilio, no esperaba menos porque siempre supe que las catástrofes existen para desvanecer todo a su paso y tener que estar sin ti es la catástrofe más grande a la que tuve que acudir. Traté de elevar remanentes de tus miradas y de tus besos para que nuevamente existiera la posibilidad de un paraíso lleno de esperanza, pero fue inútil, no lo conseguí y a medida que los minutos transcurrían se iba agrandando el tiempo de ausencia, de vuelos comerciales y de aves, por el celeste brillante y el blanco pragmático del cierzo bajo el que nuestro amor fue parte de él… No te asustes y no hagas tanto caso, es sólo que sin ti, los cielos se han despejado de una forma tan preocupante. Si a ello sumamos el frío insoportable, sabrás que no es tan bueno respirar, no lejos de ti.

El  ingrediente tercero apareció por ocho quintos de siete lágrimas que derramé sobre una fotografía, en la que te volví a encontrar, se escondieron tan precipitadamente en ella con la intención de volver a tocarte la piel, pero fue imposible y la humedad se ha quedado a vivir en mi hogar, que siempre será tuyo, que nunca podrás olvidar. Y aunque por las noches los muebles sigan crujiendo, jamás pensaré que es a causa de entes del más allá porque no existe, para mí el más allá es donde te encuentres, ese lugar secreto a donde el invierno te llevó, para extrañarme tanto como ahora te extraño yo.

Polvo de diamante cuando los amantes, se alejan de tan hermosa ciudad, del universo del que fueron más que una parte y se aproximan a la espiral de seguirse amando sin aceptarlo y sin poderlo evitar…

Y así los gritos, toda la desesperación, el vino agredido, la triste canción, tanto silencio en poemas desnudos, muertes fugaces de cuartos hundidos; ya sin tu cuerpo, sin labios de amor, ya sin el viento, sin tu hermoso candor sólo me queda una vida ojerosa, un mal milagro que no se cumplirá, tantas preguntas sin verdades a medias y polvo de diamante esparcido en mis llagas, y la inmarcesible noción de no poder morir en paz…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de octubre de 2,016

Humeante de Té en Campos de Kiev

Parece que el mundo se detiene entre los dos,
que el amor nos pasa por delante y lo ignoramos,
no me dices nada y si no te digo nada es mejor,
hay una sonrisa en mi alma pero ya no tiene tu nombre
y si no te digo nada parece que no hace falta emoción.

No hay tacto, no hay realidad más triste,
somos lo que no somos, no tenemos lo que fue,
siento un vacío mundano entre mis huesos,
no lo sabes pero ya no sueño con tus besos,
ya no son tus besos, y no queda mucho tiempo.

El faro de las desgracias ilumina las oportunidades
antes de romper en mil pedazos lo que estorba
y pensar que ayer nos amámabos tanto, que fuimos
el imposible de todas las almas del mundo.

Y pensar que ayer nos atamos las manos
a la idea profunda de la gloriosa eternidad,
hoy no queda nada qué decir, nada qué arreglar,
la nieve que tanto emociona tu frío ahora nos cubre,
estás en cualquier otro lugar que no soy yo,
yo estoy soñando con cualquier otra que aporte calor…

Mece el el silbido felino el pelaje de este desamor,
nos duele pero no mata, si corta pasa que no sangra,
no hay nada escarlata en venas vacías de vida
y la excepción no estuvo en nosotros cariño,
la emoción se ha evaporado para luego llover
en un nuevo y futuro momento fallido…

Quería amarte con todo el amor de que era capaz,
quise darte en vida lo que sola jamás ibas a encontrar,
después de rebotar entre imbéciles cosas,
cómo pudiste atreverte a jugar con mi amor,
yo quise amarte como se aman las crisálidas vacías
después de cumplir mariposa semilla en campos de azar.

No hay firma de paz que devuelva el amor,
si acaso, nos devolverá la insatisfacción
de un día pelear a muerte contra el mismo anticristo,
si hacía falta hundirlo en el mismísimo mar,
pero en este país se lloran las causas perdidas,
con lágrimas ensangrentadas repletas de mal,
yo sigo llorando mi tiempo perdido
y tú tan tranquila no quieres mirar…

Suelta mi corazón, late en idioma distinto,
tiene verdad y en el tuyo conviven sonidos tan ambigüos,
deja a mi fuego enjuagar todas las cartas idiotas
que me escribiste sabiéndote escoria, de la mañana
en que tantos idiotas te rodearon para hacerte infeliz,
de la mañana en que idiotizado fui corriéndo hacia a ti
pensando que a lo mejor a tu lado podría volver a sonreir.

Me agotas la vida, el desgaste ya fue suficiente,
si dices adiós en un acto de magia desaparezco
y no nos volveremos, ni en broma, a tener…

Somos dos mariposas perdidas en campos de Kiev,
somos dos mariposas ahogadas en una taza humeante de té,
tú sueñas con la restauración, yo no quiero volverte a ver…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 05/05/2016

Ramito de Sol

Y si, acaso, hay despedida que no duela,
un cóctel de lágrimas no sabe bien
si las cosas pueden ir aún mejor…

Unos paso más hacia otra vida,
una vuelta a la sonrisa y a la cima,
cuatro intentos de escapar, en gran medida,
debieron advertir lo que vendría.

Pero no, que no sea por mal visto mi andar,
que yo nunca he pretendido lastimar,
es sólo que dar lo mejor de mí, todo lo mejor,
en donde no es bien apreciado cansa y mata,
nos lleva tiritando a otro ramito de sol,
a un dulce con sabor a calma y tornavoz.

Y si hay calor en lo que viene, que venga,
si no hay sangre por el suelo, que venga,
si en el futuro sonrío al verte, que venga;
Si digo adiós a todo y, a propósito, no te hago sufrir
regálame tu lágrima, solamente, para rociar
y que no marchite el ramito de sol que ya elegí…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 06/04/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer mi sección Poesía