Más de Veinte Lágrimas

Así lloran las calles como llora el dolor,
así el ojo perfecto de los dones nos observa;
con el miedo injusto de no saber de dónde vino el terror,
con la infamia absurda de la injusticia que deletrea:

Todo horror y toda vida arrebatada de sus sueños,
toda paz y toda forma exacta de acabar con ella;
al final, no estamos hechos de tan buenos recuerdos
y el alma nos vuelve a llorar, en distintos idiomas y maneras.

Pero esta tarde a pesar de la impotencia,
dentro queda algo de fuerza
para responder a la amenaza con poemas,
para no descansar hasta que aparezca
un poco de luz sobre las personas buenas.

Y serán canciones las que acorralen las hileras
de armas con las que quieren amedrentarnos;
aunque sin temor avancemos sabiendo que lo que llevamos dentro
no se parece ni un poco a una sola de sus guerras.

Hay más de veinte lágrimas
entre mi ciudad y Barcelona,
hay más de veinte poemas
entre la impotencia y tanta…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 17 de agosto de 2,017

Anuncios

Si a mi Lado Despertaras Tú

Regresa y cubre tus pasos con la misma nieve
que está dejando caer la soledad de mis besos.

He visto un sol de color azul
traer la imagen de tu sonrisa
a las ventanas del abedul,
he visto el llanto de un ángel
en la copa en que serví
el vino que preferías sentir.

Pero no estabas y aunque aún me amas
sé que no sé cuándo vendrás a la ciudad,
otro país te está abrazando las ganas
y tu inteligencia no sabe de frenos,
de municiones, de tristes recuerdos.

Cada mensaje tuyo es un nuevo misil
que impacta a las ciudades indefensas
de mi casi extinto y obsoleto candil,
pero no tiene que importarte este estado
en el que ahora podrás descubrirme,
aunque ahora duela cada paso y cada luz,
el amor podría despertar si a mi lado despertaras tú.

Llora en Brujas si es que queda intacta la poción
y no olvides encantarme sin cambiar la posición,
porque he visto a los quetzales que hiciste libres
derramar lágrimas en nombre de tu ausencia,
será nuestro invierno o será la ruda incerteza.

Regresa y borra las huellas que dejaste por el mundo,
descansa entre mis brazos, que no existan otros muros,
regresa y aléjate del pasado con fiereza, del momento
en el que la luna te sedujo en otras dulces tierras…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 09/07/2016

No se Juega con El Corazón de un Poeta

Tenía planes extraordinarios,
para lo ordinario ya habían demasiados,
quería alcanzar las estrellas con mis manos
y sentí que era posible, cuestión de silencio y tiempo.

Me enamoré tanto de ti, te juro por el universo que sí,
y pensé en conquistarte, en enamorarte tanto así
que un día por fin me dijeras: No puedo vivir sin ti.

No fui como el resto asegurando que darían todo por quien aman,
lo sabes muy bien, no te lo aseguré pero todo te lo di,
no se juega con el corazón de un poeta, no has entendido nada,
hubo veces en las que te mentía pero era solamente para decirte
que sólo a tu lado ser feliz podía.

Y eso para hacerte bien.

Vi como se iluminaron tus labios y la borrachera de tus ojos,
vi intacta nuestra tercera primera vez, cuando al fin pudo ser,
de ninguna forma imaginé que aquello era un cuadro de presagios,
que los miedos eran más que el mismo amor, mucho más que los años.

Vi mis lágrimas transformarse en rabia, mentira es mentira,
engaño es engaño y un alma herido son tantos más heridos.

El holocausto yo lo viví en el cautiverio de tu amor, en tu invención,
tú me perdiste a mí, yo perdí el camino y por completo el corazón.

Y eso por hacerme mal.

Puse mi fe en ti como en la idea de que Jesús no murió en la cruz,
puse todo mi esfuerzo en hacerte feliz, en perdonar lo imperdonable,
en perder tantas oportunidades, una vida mejor e insuperable,
pero como todo egoísmo, no se alegra de fortuna ajena, me tuviste
a tus pies y a tu sexo sólo para saciar en parte lo que tanto temes.

Y hoy en la soledad, recostado en el regazo de la nada,
me arrepiento con toda sinceridad de todo este tiempo,
del encuentro, de esperar a que desenredaras tus miedos
para atármelos tan fuertemente al cuello,
de hacerte el amor a tu maldito ritmo, tan despacio, como despacio
pudo el tiempo ver cumplida de tus promesas un trocito…

Ojala pudiera revertir los daños, ojala te los hubieran hecho a ti,
ojala fueras la esposa de un idiota como los que preferías
y este escritor que hoy late a la deriva, no hubiese posando su amor,
su entrega y devoción en ti, ojala que el fuego me salve de tu voz.

Porque no alcanzo a entender el sentido de esta historia,
ni de esta absurda canción su veneno en sonido
y ahora estoy solo aquí extrañando al amor
tanto como a mí mismo, como a mí mismo…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 14/06/2016

Es tan Romántica la Lluvia (No Para Todos)

Es tan romántica la lluvia,
es tan elemental su presencia,
bajo tus cobijas y con tu familia
podrás disfrutar de esta noche fría.

Pero me inundará la pena y quizás a ti,
cuando mañana en los diarios sean cifras,
nada más que cifras, hogares y personas soterradas,
personas que ayer tenían casa y ahora no tienen nada,
inundados hasta el cuello, desbordados hasta el campo
y ya no será en todas partes este un momento tan romántico.

A los olvidados no les llueve agua común,
sino lágrimas que antes derramaron, tristes, otros,
que sin previo aviso se han ido de aquí por estas fechas
en las que los labios del desastre en un beso dispararon flechas.

Es tan romántica la lluvia, pero no para todo el mundo,
es tan romántica la lluvia, pero no para una casa sumergida
y otra vez volverá a mi cabeza la misma pregunta, pregunta,
será que estos gobernantes heredaron gustosos la esvástica
o será que simplemente no toman en cuenta a los de abajo,
será que mientras llovía veían románticos hacia la ventana…

Sin planes de evacuación, sin ángel protector,
sin medidas precautorias, sin un poco de amor,
es tan romántica la lluvia, pero no para todos,
no para todos vendrá la buena fortuna,
no para todos es tan romántica la lluvia.

MESSIERAL

Ciudad de Guatemala 10/06/2016

El Cuerpo de Cada Uno de los Delitos del Mío

Tu pánico escénico y mis ganas de ti,
en pormenores de una ocasión hermosa,
tu exceso en los celos y mi formula sutil
para no hacer tan larga la historia,
sentir tus labios en los míos ha sido un placer,
beber de la miel de tu cuerpo un eclipse de sed
y tu amor en mis manos lo que yo siempre quise ser.

En una galería de arte, de exposición personal,
conjugo tus pies y tus piernas, tus manos pequeñas,
tu vientre y tu abdomen, tu sexo y sus fiestas,
para contemplar con discreta adoración lo que más
he amado en la vida, lo que más me ha gustado besar.

En el lienzo que pinto, eres un caligrama que no pide permiso,
unos versos mejores que otros y entre tantos errores perfecta,
porque soy tan feliz cuando vienes a verme el corazón en silencio,
cuando auroras inmensas advierten tu paso al llegar a mi vera
y es tan dulce tu sonrisa que canta semillas a besos secretos.

En mi hoja en blanco eres el poema que mejor recito,
el cuerpo de cada uno de los delitos del mío,
las ganas saturando las mías para dar pie a la matanza
de todo pasado en el que vivimos tan lejos y solos,
de cuerpos ajenos y amores incompletos ha de rebosar el rústico infierno…

Tu pánico escénico, desnuda enfrente de mí,
el dragón que con tanta ternura supe domesticar,
dos libras de nueces, cuatro centros de un nueve,
ocho siglas bonitas para decirte que te quiero amar…

En una galería de arte, de exposición personal,
conjugo tu piel y tus lágrimas, tus pechos de rosas,
tu cielo y tus muslos, tu cama en nuevas mañanas,
para contemplar con discreta adoración lo que más
he amado en la vida, lo que más me ha gustado soñar.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 05/06/2016

Caída Libre en Gotas de Lluvia

Como gotas de lluvia deslizándose
en hojas de árboles altos,
caída libre al infinito terrenal,
penetrando la tierra y sus misterios,
llevando aroma de calma a la humanidad
que ya se arropa el alma y la piel,
abrazados al candor de quien se fue.

Evoca la memoria de lo que fue,
pasadizo secreto a un mundo perfecto,
quise quedarme a vivir para siempre allí
pero todo, hoy, es parte tan sólo
del anhelo, de volver a esos conciertos
de aves azules cada mañana de enero.

Hay un niño sonriente en mi interior,
sus ganas de ser cantante y su balón de fútbol,
el diciembre que le atormentaba desde los cinco,
un iracundo deseo de escapar y correr, y volar,
una lágrima inocente que también se desprende
y cae al infinito de la piel de sus mejillas,
donde convergen sonrisa y herida, con sutileza
también un primer beso y un golpe a la encía.

Quiéreme como me quisiste ayer, me dice,
vuelve la vista a lo sencillo, vuelve a ver,
no escapes más de los silencios que provocan
que un mundo dolente se vuelva sublime y algo más.

Como gotas de lluvia explosionando
contra el metal de los autos de ciudad,
caída libre al infinito material,
penetrando la guerra y sus misterios,
llevando aroma de calma a la humanidad
que ya se arropa el alma y la piel,
abrazados al candor de quien se fue.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 02/05/2016

Para más contenido les invito a visitar mis secciones:
PoesíaHistorias en AscuasMúsicaCitas

Flor de Palacio

Si tú quisieras ser flor,
que adorne el jardín de este palacio,
serías la más bonita, no habría ni que pensarlo,
con esos pétalos que guardan los misterios
del día siguiente al día de mi acierto…

Y combinarías a perfección con la hermosura
de las tardes de colores, con todas sus costuras y sabores,
me tendrías por delante observándote bailar,
me mudaría al jardín, a la intemperie de tu palpitar.

En la lluvia cuidaría de tu piel, de tu raíz,
abrazaría el silencio, escondido entre las gotas,
y tejería con él un hogar delicioso para ti,
en el verano te refrescaría con mis lágrimas,
te contaría la historia de mi buena infancia
y la de aquella mujer que me invitó a beber de su arrogancia…

Si tú quisieras ser flor,
que adorne el jardín de este palacio,
serías la que más quiero,
serías el mejor sueño que cumplí…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 24/04/2016


Muchas gracias por sus ojos y por estar,
para más poemas les invito a leer mi sección Poesía,
no olviden que también pueden seguirme en mi
página de Facebook.


La Fotografía: Palacio de la Granja de San Ildefonso, es propiedad y arte de Rocío Pardos a quien pueden seguir a través de su Blog: FOTOGRAFÍA ROCÍO PH y también pueden seguirla en su Fan Page de Facebook: UN VIAJE DE DIEZ MIL KILÓMETROS EMPIEZA POR UN SOLO PASO

Ramito de Sol

Y si, acaso, hay despedida que no duela,
un cóctel de lágrimas no sabe bien
si las cosas pueden ir aún mejor…

Unos paso más hacia otra vida,
una vuelta a la sonrisa y a la cima,
cuatro intentos de escapar, en gran medida,
debieron advertir lo que vendría.

Pero no, que no sea por mal visto mi andar,
que yo nunca he pretendido lastimar,
es sólo que dar lo mejor de mí, todo lo mejor,
en donde no es bien apreciado cansa y mata,
nos lleva tiritando a otro ramito de sol,
a un dulce con sabor a calma y tornavoz.

Y si hay calor en lo que viene, que venga,
si no hay sangre por el suelo, que venga,
si en el futuro sonrío al verte, que venga;
Si digo adiós a todo y, a propósito, no te hago sufrir
regálame tu lágrima, solamente, para rociar
y que no marchite el ramito de sol que ya elegí…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 06/04/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer mi sección Poesía

Precipicio con Destino a la Esperanza

Comicidad en la decencia del recuerdo de la que ayer me cantaba al oído, guitarra en brazos, beso tierno al verbo. Atravesaba mi mirada con sus oscuras pupilas, visitaba los recovecos de mi alma con sólo pronunciar mi nombre. Bailaba despacio y despacio me mostraba la cordura de su cuerpo en la locura de su hoguera. Tenía un tesoro escondido entre las manos, nos gustó siempre la misma música y los mismos versos, los atardeceres eran culminantes de sueños atraídos para ser ciertos. Era como un final con buen sabor de boca, un principio incierto repleto de tormentas y aguaceros de cosecha.

Ocultaba su oscuridad de todas las personas, pero no de mí, lloraba cuerdas de lágrimas mientras me decía que su vida no valía nada, me costaba convencerla de lo contrario pero a veces lo hacía. A ella le gustaba el helado y pintarle la pestaña de negro al ojo del huracán, lacio cabello y dolores de infancia, de esos que destrozan a cualquier hombre, más no a una valiente mujer como ella… Destrozada no se quejaba ante el resto, acallaba la pena con su sonrisa bonita, la que fingía.
Seguir leyendo “Precipicio con Destino a la Esperanza”